Viernes, 27 de noviembre de 2020

El sudeste asiático, uno de los destinos preferidos entre los salmantinos

Tailandia, uno de los países con mayor número de casos fuera de China, suele recibir cada año a miles de españoles

Dos turistas se hacen una fotografía frente en Tailandia

A lo largo de 2019, más de un millar de salmantinos recurrieron al Centro de Vacunación Internacional de Salamanca al tener previstos viajes a países del sudeste asiático como Vietnam, Camboya y Tailandia, entre otros. Precisamente en este último se han originado un tercio de los casos detectados fuera de China. Sin embargo, la fecha estimada de inicio del brote, finales del mes de diciembre, reduce bastante la probabilidad de contagios de turistas de nuestro país. De todas maneras, si se diera el caso, la posibilidad de que se produjeran casos secundarios en nuestro país, precisa el Ministerio, se estima baja ya que, con la información disponible, la transmisión persona a persona no es elevada y la instauración temprana de medidas de prevención y control reduciría en gran medida el riesgo.

Desde el Ministerio de Sanidad aseguran que las medidas de protección que se aplican en los centros sanitarios” son eficaces para evitar la transmisión de este virus” y se ha establecido un protocolo de actuación en caso de detectarse casos sospechosos. Por todo ello, el impacto para la salud pública, en caso de detectar un caso importado en nuestro país, se considera bajo. Esa calma, sin embargo, se ha visto alterada en las últimas horas, al conocerse que el coronavirus se contagia incluso antes de mostrar síntomas, lo que sin duda dificulta las labores de control para evitar la propagación de la neumonía, algo que no sucedía con contagios similares contra los que se ha luchado recientemente.


Frente al pesimismo, el trabajo de los científicos ha empezado a dar sus frutos gracias al aislamiento del genoma del virus, un paso muy importante para poder fabricar una vacuna que lo frene y también para dejar de especular sobre su origen. Todos los indicios apuntan ahora al consumo de carne de murciélago como causa de la transmisión del virus a los seres humanos puesto que los primeros casos se detectaron en personas que trabajaban en un mercado donde había presencia de animales.