Jueves, 9 de julio de 2020
Las Arribes al día

El 30 de enero el campo sale a las calles de Salamanca para protestar por la crisis que amenaza al sector

La protesta dará comienzo a las 12.00 en el aparcamiento del convento de Las Bernardas, desde donde se desplazarán a la Subdelegación del Gobierno para entregar un manifiesto

Los tractores ocuparán las calles de Salamanca el 30 de enero

Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA han convocado para la última semana de enero distintos actos de protesta en varios puntos de la geografía nacional ante la grave crisis de rentabilidad que amenaza al sector del campo en España. En Salamanca será el 30 de enero, fecha en la que tendrá lugar una ‘tractorada’ que arrancará a las 12.00 horas del aparcamiento del convento de Las Bernardas, junto al edificio de la Junta, y desde donde se dirigirán con los tractores hasta el Paseo de Canalejas para llegar a la Subdelegación del Gobierno, donde harán entrega de un manifiesto en el que harán constar su descontento ante la grave situación que atraviesa el sector.

Las organizaciones agrarias quieren lanzar un “mensaje rotundo” a las administraciones a todos los niveles: comunitario, nacional y regional, así como al resto de los actores de la cadena agroalimentaria, a quienes reclaman apoyo “ante los ataques que estamos sufriendo”, por lo que aseguran que “no podemos esperar ni un día más”.

Razones de las protestas 

La práctica totalidad de los agricultores y ganaderos están inmersos en una grave crisis de rentabilidad. Ese desequilibrio de la cadena agroalimentaria está llevando al límite a miles de familias que se dedican a la producción de alimentos en toda España. A ello se suman los anuncios de recortes en las ayudas provenientes de la Unión Europea, la imposición de barreras comerciales a nivel global que ponen trabas a las exportaciones.

A este contexto, repleto de hostilidades, se suman los resultados del año 2019, uno de los más negativos que se recuerdan para el sector, con una pérdida de renta agraria cercana al 9%, y con constantes noticias en muy diversos ámbitos que configuran una “coyuntura dramática” para los agricultores y ganaderos.

Las movilizaciones comenzarán en la última semana de enero y se desarrollarán en diversas zonas del país. Los convocantes han señalado la importancia de que todo el sector trabaje unido en defensa de su futuro, un futuro que, si no se toman medidas urgentes, ven “muy negro”.

Las protestas pretenden ser un “punto de inflexión” ante las dinámicas que están llevando a la ruina a agricultores y ganaderos de muy diversos sectores. “Hay que cambiar las cosas. Todos los implicados deben escuchar alta y clara la voz del campo, y por eso saldremos a la calle en todo el país”, han remarcado.