Lunes, 24 de febrero de 2020
Las Arribes al día

El lobo regresa a Lumbrales y deja tres ovejas muertas y tres más heridas

Todas ellas estaban preñadas y una de ellas con un cordero que aparecía vivo junto a su madre inerte

Después de los ataques denunciados hace un mes en Hinojosa de Duero, el lobo regresa a Lumbrales para sentenciar a tres ovejas y tres más gravemente heridas propiedad de C. R. P., primer ataque que sufre en su rebaño de casi 200 ovejas de leche, aunque “al compañero con el que tengo juntas las ovejas ya le atacó en el mes de octubre”.

Este último suceso ha tenido lugar en la dehesa de Lumbrales, en la parcela donde se ubicaba el antiguo vertedero, vallado con “siete alambres y se ha tenido que meter por un agujero que había por debajo”, señala la ganadera.

Tres ovejas muertas, una de ellas devorada por el lobo, y tres más “que se morirán, todas para parir en poco, incluso una tenía ya cordero, pero al cordero no lo ha tocado, está vivo al lado de su madre muerta”, aseguraba indignada.

El ataque ha sido registrado por un agente de Medio Ambiente, “me ha cogido el nombre y ha sacado fotos porque los de la patrulla del lobo hoy no estaban. No hay duda de que ha sido el lobo”, concluía.

Desde hace un mes no se había denunciado ningún ataque, “aunque se rumorea que se han producido varios en Hinojosa de Duero con terneros”, señalaba C. R. P.

Cabe recordar que el pasado mes de diciembre fue abatida en Hinojosa de Duero una loba, ejemplar autorizado por Medio Ambiente ante los constantes ataques denunciados en la zona, aunque solo un día después volvían a producirse nuevos ataques, lo que ponía de manifiesto la existencia de varios lobos en la zona.