Martes, 21 de enero de 2020

Muere un hombre al golpearse por la onda expansiva de la explosión en La Canonja

Otra persona se halla desaparecida tras la violenta explosión y posterior incendio
Explosión en una empresa química de La Canonja (Tarragona) - FABIAN A. PONS - EUROPA PRESS

Un hombre ha muerto la tarde de este martes en Tarragona al golpearse en la cabeza con una taza que ha caído durante el temblor del edificio a causa de la onda expansiva de la explosión en La Canonja (Tarragona), ha explicado el Ayuntamiento de Tarragona a Europa Press.

El hombre estaba en un edificio de la plaza García Lorca, en el barrio Torreforta de Tarragona, y se ha golpeado con la taza en la cabeza. Los Mossos d'Esquadra investigan si el hecho tiene relación directa con la onda expansiva de la explosión en la fábrica química de La Canonja que este martes ha causado un incendio.

Los Bombers de la Generalitat han recibido a las 19.11 horas un aviso por el derrumbe del edificio, aunque al llegar al lugar han constatado que la construcción no se ha derrumbado completamente. Han trasladado cuatro vehículos al lugar y cuatro unidades de Mossos d'Esquadra han desalojado a todas las personas que había en la finca, excepto al hombre que ha fallecido.

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha afirmado este martes que una de las personas empleadas en la empresa química de La Canonja (Tarragona) donde se ha registrado una explosión este martes permanece desaparecida.

Los trabajadores de la empresa, de 120 empleados, han informado de que faltaba por localizar a una persona, "que no se ha encontrado y quizás ha salido", ha dicho el conseller en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press.

Ha detallado que el incidente ha afectado a ocho personas: una de ellas ha muerto en una zona alejada de la industria, "previsiblemente por la onda expansiva"; seis heridos de distinta consideración, y esta persona desaparecida.

Sobre la explosión, Buch ha dicho que ésta ha generado una columna muy vertical, debido a que el óxido de etileno es un material "muy combustible" y las llamas y la explosión resultan muy fuertes.

"Confirmamos que no hay toxicidad en el aire. El confinamiento se ha hecho de manera preventiva", ha agregado Buch, que ha aconsejado que los vecinos de la zona se queden igualmente en casa por el olor y las partículas que haya generado la explosión.

SEIS HERIDOS
Sobre los heridos, ha dicho que dos de ellos están graves y dos críticos, y que uno de los afectados está a punto de llegar al Hospital de la Vall d'Hebron en helicóptero, ha detallado.

Sobre la evolución del fuego tras la deflagración, ha dicho que a las 20.40 horas trabajan en la extinción del fuego: "Ahora mismo no lo damos por controlado. Esperamos extinguirlo lo antes posible".

DERRUMBE DE UN ELEMENTO ESTRUCTURAL
En un tuit recogido por Europa Press, los Bombers han explicado que se ha derrumbado un elemento estructural en uno de los pisos del edificio, que tiene en total tres plantas, y tres dotaciones revisan la estructura de la construcción.

En declaraciones en Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha valorado: "Por la distancia estaba muy cerca, podríamos hablar de la onda expansiva".

Ha señalado que la distancia entre la zona industrial de La Canonja y el barrio de Torreforta de Tarragona es muy pequeña, y sobre la causa de la defunción ha señalado que "sería previsiblemente y presuntamente fruto de la onda expansiva".