Sábado, 25 de enero de 2020

“La mitad de los quirófanos serán robóticos en un futuro no muy lejano”

Las ventajas clínicas para los pacientes son una cirugía mínimamente invasiva, mayor precisión y menor tiempo de ingreso al facilitar una recuperación más rápida
El doctor Marcelo Jiménez, coordinador de la Unidad de Robótica del Hospital de Salamanca. Foto: Ángel Merino

“Hay un crecimiento exponencial de la cirugía robótica y en los dos últimos años se ha multiplicado por diez el número de equipos en España. En un futuro no muy lejano la mitad de los quirófanos serán robóticos”, asegura el coordinador del programa del Hospital de Salamanca, Marcelo Jiménez.  

En este sentido, destaca que “ahora mismo hay una única empresa que es la que tiene este robot, pero ahora hay en ciernes muchas plataformas diferentes al Da Vinci y también esto va a suponer una expansión tremenda”, añadiendo que “un consorcio presidido por Google ya está trabajando en la plataforma con un modelo que es muy prometedor porque además incorpora la inteligencia artificial para que la máquina aprenda lo que va haciendo con cada cirujano”.

Las grandes ventajas que aporta la cirugía robótica son que permite movimientos intuitivos y precisos, visión en tres dimensiones, los movimientos que hace el cirujano se reproducen de forma escalada, también filtra el movimiento del temblor “porque eso de que los cirujanos tenemos muy buen pulso no deja de ser un tópico”, señala el coordinador de la Unidad de Robótica,  y la ergonomía del cirujano, “ya que uno puedes estar horas operando sentado y hacer operaciones complejas sin el cansancio que supone estar trabajando de pie en posiciones forzadas”, indica Marcelo Jiménez.

Ventajas para los pacientes

También facilita muchas ventajas clínicas para los pacientes, antes, durante y después de la operación: cirugía mínimamente invasiva, mayor precisión, menor sangrado y menor dolor y menos posibilidades de infección, así como menor tiempo de ingreso por la más pronta recuperación de los pacientes.

“Este tipo de cirugía produce menos dolor y el robot controla la presión que se ejerce sobre las heridas. Si hay menos daño, hay menos complicaciones y eso hace que el paciente se recupere mucho antes”, explica el doctor Jiménez. Además, considera que los tiempos de operación también se terminarán reduciendo: “En el inicio de la operación hay un poquito de retraso hasta que se monta todo y se pone todo en marcha, pero sí que es verdad que el tiempo quirúrgico es menor porque se opera con más precisión y con más tranquilidad y hace que todo vaya más rápido. Estamos tardando menos y los tiempos son menores a las cirugías hechas con otras técnicas”.