Sábado, 4 de julio de 2020

Las ilustraciones de Tomás Hijo triunfan en Santa Marta de Tormes

El Consistorio edita 1.000 ejemplares en formato libro del catálogo de la muestra, para divulgarla entre los escolares del municipio

Estos catálogos estarán disponibles en la propia exposición para todo aquel que se los quiera llevar y además se repartirán entre los escolares del municipio

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes acaba de editar un total de 1.000 catálogos de la exposición de Tomás Hijo ubicada en la Sala Tragaluz. Estos catálogos estarán disponibles en la propia exposición para todo aquel que se los quiera llevar y además se repartirán entre los escolares del municipio. Se trata de catálogos editados en formato libro, en los que se podrán encontrar en alta calidad las las ilustraciones que conforman esta obra y que cuenta, además, con una breve explicación de la obra y un panegírico del propio autor. 

La idea, como explicó el concejal de Cultura, “en el caso de los escolares es conseguir que les atraiga la exposición y que quieran ir a visitarla y descubrir a través de la obra las nuevas expresiones artísticas y literarias del momento, así como conocer en profundidad a Tomás Hijo, un gran ilustrador con el que tenemos el placer de contar en nuestro municipio”.

Por otro lado, como destacó el concejal de Promoción Turística, Juan Carlos Bueno, “seguimos realizando acciones orientadas a la promoción turística del municipio, con propuestas basadas en la cultura que atraigan la atención de los visitantes que pueden ver en ellas un foco de atracción para acudir al municipio”.

Cabe recordar que se trata de una muestra ubicada en la Sala Tragaluz y que bajo el título ‘Enanos, unicornios y dioses con cara de pulpo’ se realiza un personal homenaje a los libros y las películas de dos de los autores favoritos del ilustrador, J.R.R. Tolkien, padre de El hobbit y El señor de los anillos, y H.P. Lovecraft, creador de decenas de cuentos de horror cósmico.

La muestra cuenta con más de una veintena de obras creadas mediante la técnica de grabado sobre linóleo, que consiste en tallar una plancha de dicho material, entintar con un rodillo las partes resaltadas por la talla y prensar esa plancha entintada sobre papel. La mayoría de ellas han sido iluminadas posteriormente con acuarela.