Sábado, 18 de enero de 2020
Béjar al día

El Ayuntamiento presentará a la Junta un nuevo proyecto para la huerta de El Bosque

El nuevo diseño de la huerta está basado en jardines históricos coetáneos y similares a la villa renacentista bejarana

Entrada actual al jardín renacentista El Bosque

Hoy han dado comienzo las obras para restaurar el muro de contención del estanque de El Bosque que cedió el pasado mes de octubre por las intensas lluvias.

El Director General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León se trasladará a Béjar la próxima semana para visitar el jardín renacentista y mantener una reunión con la Alcaldesa. El programa Interreg con Portugal, Jarcultur, establece reuniones de seguimiento trimestrales entre las tres instituciones implicadas en el programa, pero el Ayuntamiento y la Junta se reúnen con mayor frecuencia para tratar otras actuaciones conjuntas, entre ellas la recuperación de la huerta que ya contaba con un proyecto realizado por el anterior Gobierno del Partido Popular.

La Alcaldesa ha manifestado que ahora está estudiando un nuevo proyecto propuesto por el Grupo San Gil y la Plataforma para la Defensa de El Bosque, que se adapta mejor al jardín bejarano, ya que el anterior cubría demasiado el espacio y rompía la visibilidad de la terraza superior.

En un avance del nuevo proyecto, Elena Martín ha desvelado que el diseño de la huerta se basará en las existentes en jardines históricos coetáneos y similares a El Bosque de Béjar, recreando una zona ordenada en la que se plantarán árboles frutales de especies documentadas en estudios palinológicos que se han realizado en la villa renacentista y en escritos que recogen estas especies de perales, manzanos y membrillos. Los parterres se distribuirán en cuarteles con plantaciones de fresas, frambuesas y coles de distintos colores, siguiendo una idea muy visual que permita ver el trazado longitudinal del eje de El Bosque.

Además Martín Vázquez ha señalado que este proyecto es mucho más barato que el anterior del Partido Popular, que no pudo llevarse a cabo porque la partida presupuestaria para este fin estaba dotada con 150.000 euros y el proyecto del arquitecto encargado lo valoraba en 300.000 euros.