Domingo, 19 de enero de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Ciudad Rodrigo y comarca perdieron 581 habitantes en 2018, la 3ª peor cifra en lo que va de milenio

Entre los años 2000 y 2018, la comarca perdió 8.066 habitantes, un 23,73% del total

Como ocurre cada ejercicio, el Instituto Nacional de Estadística hizo públicos en los últimos días del año 2019 los datos del Padrón Municipal correspondientes al 1 de enero de ese año, con los cuales se puede calcular en cuántas personas varió la población de cada uno de los municipios de la comarca mirobrigense durante el año 2018.

Como ocurre año tras año, el conjunto de la comarca mirobrigense perdió población durante ese ejercicio, y esta vez aún de forma más preocupante. En concreto, la comarca se dejó durante 2018 un total de 581 habitantes, la 3ª peor pérdida en un solo ejercicio en lo que va de milenio, solo por detrás de los 725 del año 2009 y los 627 del año 2013; y apenas 3 por delante de los 578 que también se perdieron en el año 2012.

En concreto, la comarca de Ciudad Rodrigo tenía a 1 de enero de 2019, según el Instituto Nacional de Estadística, 25.919 habitantes, frente a los 26.500 con los que empezó 2018. Comparado con los datos que había a principios del milenio, la comarca de Ciudad Rodrigo se ha dejado en estas casi dos décadas 8.066 habitantes, un 23,73% del total de personas que había en el año 2000.

A nivel porcentual, la bajada durante 2018 fue de un 2,19%, resaltando desde el PSOE que, teniendo en cuenta que la pérdida poblacional del  global de Castilla y León durante ese año fue de un 0,40%, se trata de “un desastre poblacional en toda regla que el PP y sus acólitos de Ciudadanos no son capaces de poner freno, y quieren tratar el tema a nivel de conjunto, cuando la problemática es mucho más grave en el medio rural”.

Esta 3ª peor cifra del milenio se produjo pese a que hubo 11 municipios de la comarca que ganaron algo de población, entre ellos curiosamente los 3 más pequeños: Castraz, La Bouza y Pastores. Los otros 8 que tuvieron el ‘privilegio’ de ganar población fueron La Atalaya, Carpio de Azaba, Castillejo de Martín Viejo, Gallegos de Argañán, El Payo, Saelices el Chico, Serradilla del Llano y Villar de Argañán. De todas las subidas, la más significativa se dio en Carpio de Azaba, ya que aumentaron un 12% su población, de 100 a 112 habitantes.

Además, hubo 2 municipios que se mantuvieron como estaban a nivel poblacional: Herguijuela de Ciudad Rodrigo y Puebla de Yeltes. De los 41 municipios que perdieron población, los datos más preocupantes se registraron en La Alamedilla, que perdió un 8,70% de población (de 138 a 126 habitantes); Aldea del Obispo, que bajó un 8,65% (de 266 a 243); Puebla de Azaba, con un 8,47% menos (de 177 a 162); La Alameda de Gardón, con un 7,89% menos (de 76 a 70); Martiago, con un 7,72% de descenso (de 285 a 263); y Tenebrón, con un 7,28% menos (de 151 a 140).

Como es habitual, debido a su volumen poblacional, la mayor bajada en términos absolutos se registró en Ciudad Rodrigo, con 169 habitantes perdidos durante 2018 (de 12.513 a 12.344). Se trata de una cifra superior a la de 2017 (cuando se perdieron 155), aunque inferior a la de 2016 (cuando el saldo negativo fue de 228 habitantes).

En lo que se refiere al descenso de 169 habitantes en 2018, 82 son producto del saldo negativo entre el número de nacimientos (77, 10 menos que en 2017 aunque 9 más que en 2016); y el de defunciones (159, en la línea de los últimos años: 158, 167 y 155 en los ejercicios anteriores). Por lo tanto, las otras 87 personas en las que descendió la población se entiende que son producto del balance negativo de emigraciones e inmigraciones.