Martes, 28 de enero de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El Piensos Durán Albense gana con un solitario gol al Miróbriga Futsal en la batalla contra el alzheimer

Tanto en el descanso como al final del partido se sortearon varios regalos entre los que habían comprado papeletas

El Pabellón de la Avenida Conde de Foxá de Ciudad Rodrigo albergó en la tarde del sábado el primero de la infinidad de partidos de fútbol sala de los que será escenario durante este año 2020. Esta primera cita del deporte por excelencia de este Pabellón fue solidaria: un encuentro benéfico entre el Miróbriga Futsal que milita en la Liga Futormes –donde marchan segundos- y el Piensos Durán Albense, que está cuajando una gran temporada en la 2ª División B.

El objetivo del encuentro era echar una mano a la Asociación de Familiares de Alzheimer y otras demencias de Ciudad Rodrigo y comarca, que fue constituida durante el año 2019. En este sentido, todos los espectadores que acudieron al Pabellón tuvieron que pagar 1€ para poder entrar. Asimismo, pudieron comprar papeletas para optar a varios regalos que se sortearon tanto al descanso como al final del encuentro.

Antes de que el balón echase a rodar, la delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Davinia Montero, dio lectura a un manifiesto en nombre de la Asociación (que reúne a unas cincuenta familias en la actualidad), explicando cuáles son sus objetivos, y reclamando más atención para poder ayudar a los que sufren este tipo de enfermedades y a sus familiares.

> EL PARTIDO: MIRÓBRIGA FUTSAL 0 – PIENSOS DURÁN ALBENSE 1

Finalizada la lectura, llegó la hora de que el balón echase a rodar, en 2 partes de 15 minutos cada una a reloj parado (el formato habitual de los partidos de la Liga Futormes). Pese a que hubo 30 largos minutos de fútbol sala, el marcador sorprendentemente sólo registró un gol (hace 2 años por estas fechas, hubo un amistoso con los mismos contendientes en Conde de Foxá que ganó el Albense 5-7). Ese único tanto de la tarde fue del Albense en el 21’, gracias un balón enviado desde la banda derecha hacia el 2º palo, donde Nano lo metió para adentro.

El Albense (que tuvo en sus filas a dos viejos conocidos de Conde de Foxá como son Raúl Herrero y Diego Prieto) fue el equipo que generó un mayor peligro ofensivo durante el partido (especialmente tras el descanso), pero el Miróbriga Futsal también tuvo ocasiones claras. Sin ir más lejos, apenas un par de minutos después de haber cobrado ventaja los visitantes, estrellaron el balón en el palo (el autor del disparo fue Jorge Briz).

Como el partido se encaminaba hacia su final sin variaciones, el Miróbriga Futsal sacó portero-jugador (rol que asumió Motta) a 1’51” para el final. Tras un par de jugadas sin éxito, el Albense robó el balón a 1’13” para el final, realizando una intentona a puerta vacía desde su campo, que fue cortada por Motta con la mano casi en el centro del campo, lo que le supuso ver la roja directa, quedándose los suyos con uno menos en esos compases finales.

Curiosamente, pese a tener un hombre menos, el Miróbriga Futsal generó bastante peligro en ese rush final, siendo la opción más destacada una creada por Viru, quién robó el balón en el medio del campo yéndose en solitario frente al portero del Albense, ante quién resolvió enviando el balón fuera. Dentro del último minuto, los locales volvieron a poner portero-jugador con Tote, pero sin éxito de cara a puerta, acabando por caer derrotados.

En todo caso, el encuentro fue una interesante fiesta deportiva que se espera poder repetir en años venideros. Ambos equipos se llevaron sendos obsequios (una copa y un trofeo de la Concejalía de Deportes), y además el Albense se fue con el estómago lleno (degustaron unas pizzas en las gradas del Pabellón antes de volver a casa).

Ver más imágenes: