Lunes, 27 de enero de 2020

Contaminación 

Le voy a enseñar señor Manuel unas fotografías que seguro le gustarán mucho y le traerán recuerdos. ¡Mire!

No me digas…. ¡Qué maravilla! Además de alegrarme la vista, como bien dices, me traen recuerdos inolvidables de otros tiempos.

¿De qué año son?

¡Ni me acuerdo!... Hace tanto que no nieva.

Pues eso.

Ya sé por dónde vas; relájate y contempla ahora la Parcela después de las lluvias caídas en diciembre, se ha remozado y aquí se respira mucho mejor y buena falta nos hace.

¿El respirar?

Evidentemente. Pues he leído el titular de un periódico puntero que me ha estremecido y que a tú amiga-Mari Loli la haría exclamar angustiada… ¡Por Dioooooos!

¿Para tanto es la cosa?

Para eso o más. Atiende: “Las partículas finas, la mala calidad del aire en las ciudades causa más de cuatro millones de muertes prematuras en el Mundo. Y según la-OMS-, ESTE ASESINO SILENCIOSO, son precisamente las partículas más pequeñas que proceden de los coches y la industria.”.

Bueno hombre. Mírelo usted por el “punto bueno”. Ya que si el causante de tantas muertes son los coches y la industria; aquí en el pueblo y más en la-Parcela-, con tanto árbol, estamos liberados. Pues coches hay bastantes pero siempre están parados, de vez en cuando pasa un tractor, y respecto a las industrias contaminantes… aquí no hay ni se las espera. Por ello, el aire “sabe mejor”. Lo que habrá que preguntarse es ¿hasta cuándo?

¿Te estás tomando a broma, lo que te digo?

No señor Manuel. Ni mucho menos. Solamente quería el resaltarle y dar una pincelada de humor de la agria situación y de paso la actualidad de los pueblos pequeños. Así que no se “sulfure”; apure el vermú y alégrese de que, donde estamos, de momento el aire se puede respirar, este aire vital menos contaminado. Como decía alguien: “Ese asesino que flota en el aire y también, asesino invisible. Que parecen titulares de una película, pero no lo son ¡qué va! matan de verdad y sin que te enteres”. Pues eso.

Estoy de acuerdo, y lo peor de todo, ya los has dicho: “Pues todo sucede sin que nos demos cuenta. Y ello, y a pesar de que creemos ser “los más listos” y tener “cacareadas bondades”. Pero no somos capaces de darnos cuenta de que ello sucede y no sabemos detectar cuando hay un nivel de-CONTAMINACIÓN-elevado”.

Señor Manuel.

Dime prenda.

Pues nada. Que no hay más que contemplar cómo se ven los campos de verdes; Ahora mismo, después de las lluvias caídas en diciembre, por todos lados  se ven en la Nava o por el Páramo, bálagos, forrajes y brozas.

Ya lo creo; casi como en los buenos tiempos para el campo cuando se sembraba en surcos y no abundaban los herbicidas, fungicidas y yo era pastor de ovejas, el frío era frío y el calor, calor. Que parece una tontería. Pero no lo es y… el que quiera entender, entienda.

(Pausa). ¡Está bueno el queso!

¿Sabía usted que la música es contaminante?

No ponga esa cara. Me atengo a lo que cuentan: GOLPLAY-que es quien organiza grandes conciertos con música al aire libre; ha decidido no “girar” hasta que sus conciertos no reduzcan el-Impacto Medio Ambiental-.Y alguien muy conocido-Alejandro Sanz-, ha sido el último en sumarse a la tendencia y hace unos días anunció en la-Cumbre del Clima-que reducirá las emisiones contaminantes en sus concierto… aunque no concretó, ni cómo ni cuándo.

Bueno, aquí al pueblo seguro que no vendrán. Por este lugar sólo “pasa” la pachanga del señor Eusebio; que son cuatro y mean poco…

Ha estado usted bien señor Manuel “tocando” eso de mear. Ya que entendidos en el tema dicen: “Qué se recicló orina de los asistentes a un concierto en 2017… ¡más de 3000 litros al día! Y la trasformaron en-Estruvita-, que no me pregunte ¿Qué es? Pues lo ignoro. Pero… ríase usted de los “pedos” de las vacas.

Y nosotros, si le parece, nos vamos con la música a otra parte. Y recuerde que ha comenzado un nuevo año. Y puedo asegurarle que ello me preocupa.  Y, estoy seguro que a usted también. Y no estoy pensando en la-CONTAMINACIÓN- que ya hemos hablado. Es la política.

Vamos a bridar; mejor con nuestro vermú cotidiano, por todos nuestros familiares, amigos y conocidos. También por las gentes de bien… que aún queda alguna que otra en el Mundo. Qué continúa dando vueltas. Y una de dos; o participa de sus turbulencias o  se sumerge en su maremágnum: Política, Pirámide Poblacional, Salud, Medios sociales, Noticias falsas, Posverdad, Cambio Climático, Cultura, Derecho, Ciencia, Empleo, Tecnología… o bien; se vuelve usted a cuidar ovejas… ¡usted verá! Pues eso.