Martes, 21 de enero de 2020
Las Arribes al día

La residencia municipal de mayores de Vitigudino rebosa solidaridad a favor de la asociación de la ELACyL

Adolfo Vicente narró las consecuencias de la enfermedad y su experiencia personal como enfermo y como integrante de la asociación

Adolfo Vicente narró su experiencia personal como enfermo de ELA e integrante de la asociación

Empleados, usuarios y familiares de la residencia municipal de mayores de Vitigudino, además de vecinos, mostraron su solidaridad con la asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica de Castilla Y León (ELACyL) en la jornada dedicada a este colectivo y que tenía lugar este viernes en el centro geriátrico que gestiona la Soc. Coop. Albaicín en esta localidad.

La jornada comenzaba con un rastrillo solidario a favor de la ELACyL y en el que público podía adquirir objetos realizados por los residentes, además de artículos de la asociación como camisetas y calendarios, entre otros.

A continuación, Adolfo Vicente, vecino de Vitigudino e integrante de la Asociación de la ELACyL, ofreció una pequeña charla para explicar a todos los asistentes qué es la ELA, sus consecuencias para quienes la sufren y sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de dedicarle una mayor atención.

Finalizada la intervención de Adolfo Vicente, las empleadas de la residencia comenzaron el reparto de chocolate entre los usuarios y público asistente, momento que daría paso a un baile amenizado por Francisco Moya ‘chupaligas’.        

Al acto acudieron los alcaldes de Masueco y Cipérez, además de varios concejales de Vitigudino.

Enfermedad cruel

Adolfo Vicente comenzó su intervención calificando este acto de “bonito y con contenido”, palabras en referencia a los artículos realizados por los residentes para este rastrillo solidario a beneficio de la ELACyL. Abordó su reflexión personal en el momento de que hace año y medio se le diagnosticara ELA, “tenía dos posibilidades, quedarme en casa sin hacer nada o hacer lo que estoy haciendo, dando visibilidad a esta enfermedad y luchar porque se destinen más recursos para que un día tenga cura”, actitud de la que señaló sentirse “muy satisfecho y apoyado”.

Asimismo, Adolfo Vicente explicó cómo esta enfermedad neurodegenerativa va afectando al aparato motor, paralizando los músculos hasta afectar a funciones vitales como respirar. En la actualidad se diagnostican en torno a 900 casos al año en España, actualmente con 4.000 enfermos, de ellos el 56% hombres, y aunque algunos estudios apuntan a que la esperanza de vida se sitúa entre los 3 y 5 años, en la realidad estos plazos incluso se acortan, por lo que urge un tratamiento efectivo.

A este respecto, Adolfo Vicente sugirió la necesidad de una mayor coordinación entre los equipos de investigación que trabajan en esta enfermedad en todo el mundo, citando a EE.UU. como el país más avanzado en este campo, con proyectos en Fase III cuando en España están en la Fase I. También, puso de manifiesto la escasa implicación de los políticos y de algunos profesionales de la medicina, pues recordó la desigualdad que existe en la atención que se presta en algunas de las provincias de una misma Comunidad como Castilla y León, poniendo como el mejor ejemplo de dedicación a la ELA la unidad del Hospital Clínico de Salamanca y “gracias a una enfermera, Maxi”, para la que pidió un aplauso de los asistentes, y los hospitales de León y Valladolid como los lugares menos sensibilizados con “una enfermedad cruel”, pues recordó que no afecta a la consciencia del enfermo, que observa hasta al final cómo su cuerpo se va deteriorando sin remisión. Y sobre la implicación de los políticos, Adolfo Vicente criticó el despilfarro autorizado por la sociedad en la creación sin sentido de infraestructuras, muchas de ellas cerradas, mientras no llegan recursos suficientes para investigar esta enfermedad. 

En cuanto al funcionamiento de la Asociación de la ELACyL, Adolfo Vicente aclaró que se trata de una organización sin ánimo de lucro, fundada hace poco más de un año y concede en Burgos. El año pasado logró destinar 14.000 euros recaudados para investigación de la enfermedad, “funciona muy bien, todos somos voluntarios, no tiene empleados, excepto uno”. También informó del préstamo de herramientas como grúas, camas, sillas de ruedas… que realiza la asociación creada por Jesús Gómez, fallecido en agosto pasado, y que Adolfo Vicente quiso recordar en este acto por su valentía, “porque como decía, somos guerreros. Yo también me considero un guerrero, y no solo de ahora, y un guerrero jamás se rinde, y como decimos, juntos seremos más fuertes”, para acabar deseando que personas con una marcado carácter filantrópico, como Amancio Ortega, escuche la voz de la ELACyL.

Ver más imágenes: