Domingo, 19 de enero de 2020

El año sin Gobierno

2019 llega a su fin y con ello, finaliza un año que ha estado marcado, en lo político, por la incapacidad de nuestros representantes políticos en el Congreso de los Diputados, de poder formar un Gobierno estable que dirigiese con todas las potestades legales, los destinos de España.

Y ello ha ocurrido a pesar de que, en este 2019 que ahora toca a su fin, hemos tenido dos procesos de elecciones generales, cuyo objetivo era no sólo que se constituyesen Congreso y Senado sino, especialmente, que pudiese dotarse de un Gobierno a la nación. Objetivo claramente incumplido, a la vista de los resultados, ya que llevamos casi un año de Gobierno interino, sin ser un ejecutivo con todas las potestades y capacidades legales, al estar en funciones.

Ahora, con la llegada de un año nuevo, podría acabar desencasquillándose el proceso de cara a formar Gobierno, aunque todavía planea la duda de cómo se llegará a tal punto, bajo qué condiciones y con qué apoyos, ya que las negociaciones que tiene abiertas para ello el principal partido de España, el PSOE, no acaban de fructificar, pareciendo que avanzan un paso un día y retroceden dos al siguiente.

Asimismo, la forma en la que está desarrollándose todo este proceso de negociación, y los propios números que posee el Congreso, sin una mayoría clara ni de partidos ni de bloques ideológicos, acarrea la duda de si la formación de un nuevo Gobierno podrá dotar al mismo de un nivel de estabilidad que garantice que se agote la legislatura.

En este sentido, aún en el caso de que se forme Gobierno, seguiremos con la duda de si acabaremos de nuevo en las urnas antes de tiempo por la imposibilidad de, por ejemplo, sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado cuando toque debatirlos y votarlos.

Dudas e incertidumbres que están ya encima de la mesa y que el 2019 no ha ayudado a dilucidar. Quizá la llegada de 2020 aporte luz sobre ello, o quizá sigamos en las mismas y continuemos en el bucle de repeticiones electorales y desgobierno que hemos vivido en el año que nos despide. Las próximas semanas nos sacarán de dudas.