Sábado, 4 de abril de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Lenta pero progresiva bajada caudal del Águeda, que mantiene la situación de alerta

En Saelices el Chico se llegó a registrar a primera hora de la mañana del viernes un caudal de casi 500m3/s

Efectos de la crecida en Ciudad Rodrigo | Fotos Adrián Martín

Mirobrigenses y comarcanos siguen a la hora de publicarse esta información (13.30 horas del viernes) muy pendientes del estado de sus ríos, aunque al menos a estas horas pueden estar un poco más tranquilos, ya que a lo largo de la mañana del viernes se ha ido produciendo un paulatino descenso del caudal, tras irse asimilando el agua caída el jueves (por ejemplo, en Navasfrías, donde nace el Águeda, cayeron 135,2 litros por metro cuadrado, siendo el sexto lugar de España donde más llovió).

En lo que respecta a Ciudad Rodrigo, tras haberse alcanzado el cenit de 2 a 3 de la madrugada con hasta 423,90m3/s de caudal, desde entonces el Águeda ha aminorado su fuerza, de tal modo que a las 12.40 horas –último dato disponible- el caudal era de ‘sólo’ 303,80m3/s, manteniéndose eso sí dentro del nivel de alerta. Como se puede comprobar en las imágenes que acompañan esta información (tomadas a media mañana del viernes), además de los ‘fríos’ datos numéricos, la crecida es muy notable en cuanto se observa el Águeda por ejemplo desde la muralla.

En otros lugares de la Cuenca del Águeda, los problemas se dieron con mayor retraso horario. Es el caso de Saelices el Chico, donde según la información de la Confederación Hidrográfica del Duero, el caudal del Águeda llegó a su punto máximo a las 8.00 horas, con 494,09m3/s. Desde entonces, ha ido bajando, siendo a las 12.34 horas (último dato disponible) de 420,64m3/s.

 

En lo que se refiere a los dos puntos que estuvieron en situación de alarma durante la madrugada del jueves al viernes, la situación ya es de ‘normalidad’. Por un lado, en Zamara, donde el caudal del río Agadón llegó a ser a medianoche de 318,52m3/s (cuando 24 horas antes era de 11m3/s, aproximadamente), a las 12.00 horas de la mañana del viernes había bajado a los 59,10m3/s.

Mientras en Robleda, donde el Águeda llegó a presentar un caudal de 426,60m3/s a eso de la 1 de la madrugada (24 horas antes era de unos 37m3/s), también ha bajado por completo, siendo a las 12.00 horas de 52,74m3/s (a las 6.00 horas ya había bajado a los 111,14m3/s).

En lo que respecta al pantano del Águeda, tras haber llegado a estar durante la madrugada por encima de su capacidad estimada, 22 hectómetros (estuvo por encima de la misma entre las 2.00 y las 6.00 horas, aproximadamente), el último dato disponible de las 12.33 horas marca que se encuentra al 90,9% de su capacidad, con 19,99 hectómetros cúbicos almacenados. En torno al pantano, hay que señalar que el punto de control del caudal situado en la salida del Embalse entró en situación de alerta a las 8.33 horas, al alcanzar los 254,91m3/s.

Por último, en lo que respecta a la presa de Irueña, el volumen de agua embalsada ha seguido creciendo, aunque con menor fuerza en las últimas horas. En concreto, si a las 20.00 horas de la tarde del jueves estaba al 53,94% de capacidad; y a las 3.00 horas de la madrugada al 65,6%; a las 12.15 horas había subido al 71,6% (78,77 hectómetros cúbicos de agua).

Ver más imágenes: