Viernes, 28 de febrero de 2020

El seguro de responsabilidad civil, ¿es obligatorio para mi empresa?

La lista se amplía a profesiones como fotógrafos, graduados sociales o empresas de informática, por lo tanto, aunque dentro de la actividad profesional que se desempeñe este tipo de coberturas no sea mandatorio, es altamente recomendable

Es muy recomendable que tanto empresarios como autónomos protejan sus negocios con un seguro de responsabilidad civil, ya que el pago de una indemnización puede poner en peligro la viabilidad de la compañía. Existen portales web como Doiser, donde se pueden encontrar los mejores servicios y productos para las empresas, incluido este tipo de seguros, porque aunque no son obligatorios en todos los sectores, evitan que el propietario se vea en situaciones de riesgo económico.

¿Seguro de responsabilidad civil para mi empresa?

En nuestro país se considera responsabilidad civil a la obligación de reparar el daño causado a terceros debido a nuestras acciones u omisiones. Así como en los automóviles es necesario, a nivel empresarial no todos los sectores tienen el deber de contratar uno, pero aun así es altamente recomendable para evitar que por causa del pago de una indemnización, la estabilidad económica de la empresa se vea en riesgo.

Algunos de los sectores que están obligados a contar con esta protección son los siguientes.

Profesionales de la carrera jurídica y sector sanitario.

Empresas de construcción.

Establecimientos de estética y peluquerías.

Empresas relacionadas con espectáculos y ocio.

Sector hostelero.

Empresas de transporte público.

Agencias de viaje.

Y la lista se amplía a profesiones como fotógrafos, graduados sociales o empresas de informática, por lo tanto, aunque dentro de la actividad profesional que se desempeñe este tipo de coberturas no sea mandatorio, es altamente recomendable. Más aún para los autónomos que suelen tener un margen de beneficio ajustado y el pago de una indemnización puede suponer el cierre del negocio.

¿Cómo saber si nuestra empresa necesita un seguro de responsabilidad civil?

En cada caso es la normativa referente a la actividad profesional la que regula la obligatoriedad o no de contar con este tipo de cobertura. Cuando realicemos el registro y el alta de una empresa, la administración pública nos avisará si se necesita o no este seguro. Lo mismo ocurre con los autónomos, será la administración o los colegios profesionales quienes informen al respecto.

Ante cualquier duda y en caso de querer contratar este tipo de protección para nuestro negocio o actividad laboral, siempre es recomendable recurrir al asesoramiento de profesionales especialistas en seguros de responsabilidad civil. Ya que estos técnicos en seguros garantizarán que la empresa cuente con las mayores garantías de protección, así como un coste del mismo adaptado a cada tipo de emprendedor.

Así mismo no solo nos aseguramos de que todas las partes que intervienen en el negocio están protegidas, sino que también evitamos el gasto que puede suponer pagar a un asesor jurídico si surge algún accidente en la empresa.

Junto con la protección del negocio y el empresario, este seguro también garantiza la profesionalidad y fiabilidad del servicio que se presta, tanto a los trabajadores como de cara al cliente, por lo que puede ser un punto a favor a la hora de mejorar la eficiencia del personal o captar a un público nuevo.