Lunes, 20 de enero de 2020
Béjar al día

El acuerdo entre el Ayuntamiento y los propietarios de El Tremedal asciende a más de 85.000 euros

El Partido Popular avisa al PSOE que el arrendamiento puede perjudicar al Ayuntamiento de Béjar en el deslinde, al estar reconociendo tácitamente un derecho sobre los terrenos, a los propietarios de El Tremedal

Estacion de esquí Sierra de Béjar La Covatilla

El Partido Popular de Béjar ha comparecido ante los medios de comunicación para hacer varias declaraciones sobre el arrendamiento que el actual equipo de Gobierno municipal va a llevar a cabo con Francisco Montero y el resto de propietarios de El Tremedal.

Alejo Riñones ha manifestado sentirse en la obligación moral de avisar a los actuales responsables de la gestión municipal, del problema serio en el que pueden incurrir si continúan con la idea de arrendar unos terrenos que pueden ser de titularidad propia del municipio de Béjar y pagando además, un precio fuera de mercado.

En el pasado Pleno Ordinario de 28 de noviembre, la Alcaldesa anunciaba su intención de firmar un convenio de arrendamiento de seis años con los propietarios de El Tremedal, sobre los terrenos en litigio en la linde de la estación de esquí, cuyo precio sería de un forfait anual de temporada para cada uno de 24 socios, más 10.000 euros anuales a partir del segundo año.

Riñones ha manifestado que cada uno de estos forfaits tiene un precio de 315 euros que multiplicados por 24 propietarios ascenderían a 7.560 euros anuales y si a su vez se multiplican por los seis años de duración del convenio, serían 45.360 euros, que habría que sumar a los 40.000 que se pagarán en concepto de arrendamiento; por lo que el alquiler, de unos terrenos que considera que no son imprescindibles para la estación, están sin señalizar y tienen grandes piedras además de que, por su situación, son los primeros que se quedan sin nieve según avanza el invierno; les van a costar a los bejaranos 85.360 euros.

El portavoz Popular ha añadido que de las hectáreas que se van a arrendar, sólo dos son realmente aprovechables para esquiar, por lo que se está pagando un precio de 42.680 euros por cada una de ellas. Ha apelado a su experiencia en este tipo de transacciones en esa zona y ha señalado que lo más caro se ha pagado la compra de una hectárea ha sido a 3.000 euros y en el caso de arrendamientos, los terrenos en esa zona se han pagado a 192 euros la hectárea por seis años. Ante estas cuentas, el Partido Popular tacha de “despilfarro, ni prioritario ni necesario” el arrendamiento de los terrenos en la sierra, pues “la estación está en una finca de casi 600 hectáreas con suficiente superficie para la práctica de cualquier deporte de nieve”.

Insta al equipo de Gobierno a que se ponga de acuerdo con Navacarros para solicitar del Instituto Geográfico Nacional el deslinde, ya que las escrituras de propiedad de los terrenos del Ayuntamiento de Béjar recogen la coincidencia de límites entre la propiedad de Béjar y el término municipal de Navacarros con Solana de Ávila.

El Grupo Municipal Popular considera que es “necesario y urgente” que antes de firmar ningún acuerdo, se produzca dicho deslinde y asegura que el hecho de alquilar los terrenos objeto de reclamación puede condicionar a los responsables de dicha delimitación a inclinar la balanza a favor de los propietarios de El Tremedal en vez de a favor de los Ayuntamientos de Béjar y Navacarros,  porque tácitamente se les está reconociendo un derecho por parte de los actuales representantes municipales de Béjar. Además consideran que puede ser un hecho muy grave que un Ayuntamiento pretenda arrendar unos terrenos que puede que sean propios.

En cuanto a la apertura de la estación de esquí sin funcionamiento de los remontes y de las pistas por falta de nieve, el Partido Popular sostiene que si se hubieran puesto en marcha los sistemas de fabricación de nieve y se hubiese pisado, las pistas estarían abiertas y desmiente que el Ayuntamiento haya tenido en ningún momento previsto iniciar la temporada de esquí, aunque hubiera nevado, ya que hasta el pasado lunes no se había iniciado el expediente para contratar los servicios sanitarios, sin los cuales es imposible abrir la estación, puesto que son obligatorios en cualquier instalación de este tipo.