¿Qué tiene que ver el fútbol con un botijo...?

                    Mi próximo ensayo sobre fútbol, también tiene algunas licencias literarias. En concreto, el capítulo 6 se inicia con esta introducción sobre la “Feria de “Botijeros” en Tejares (Salamanca): “Tejares fue el pueblo de mis padres, de mis hermanos, de mis tíos y de mis primos, cerca de donde nació y vivió “Lázaro de Tormes”, en la margen izquierda del río Tormes, en una aceña próxima al Puente de la Salud que llevaba el ferrocarril desde Salamanca a Portugal. Construido desde 1884 al 88, y clausurado en 31 de diciembre de 1984. Aunque siempre se dijo que la construcción de dicho puente fue obra de Eiffel por su estructura singular, parece más real el dato que su autor fue Rafael Monares, un alumno aventajado. 

                 El domingo de la octava de Pentecostés, se celebra la fiesta de «Nuestra Señora de la Salud», realizándose un solemne novenario en su honor. Municipio surgido en la Edad Media que debe su nombre a los múltiples negocios de fabricación de tejas y ladrillos de adobe, que en 1963 se integró como un barrio más de Salamanca. Ya en 1148 se menciona al ser otorgado al Obispado de Salamanca por el rey Alfonso VII, en el «Lazarillo de Tormes» se cita a Tejares como la aldea «más grande e importante» junto a Salamanca. Allí se celebró durante muchos años una feria de «botijeros» donde se vendían distintos modelos de alfarería de las que el rey era el botijo, fabricado sobre todo en las distintas alfarerías de la provincia y Extremadura: (Cespedosa de Tormes; Tamames ( Llegó a contar con 23 alfares); Alba de Tormes; La Alberca; El Bodón; Fuenteguinaldo; Las Hurdes; Caminomorisco; Casar de Palomero, Hoyos; Arroyo de la Luz; Zarza la Mayor; Valverde del Fresno; Gata; etcétera. 

             La «Feria de botijero» es una feria que se celebra en Zamora desde la época de los Reyes Católicos como una «feria franca» y se celebra con carácter anual, a comienzos del mes de abril. Tras la decisiva batalla de Toro, mayo 1476, se dictó «carta de privilegio» a la ciudad de Zamora para que hubiera una vez al año una feria «franca de alcábala». Incluso, en el siglo XVII apareció una comedia anónima titulada «La Feria de Botijero». 

             A veces la historia es tan simple como el fútbol ¡Más que el mecanismo de un botijo!

           Salamanca, 11 de diciembre de 2019.