Jueves, 5 de diciembre de 2019

Diez detenidos y cuatro empresas imputadas en una red fraudulenta de subproductos de origen animal de Salamanca y Cáceres

Todos ellos implicados en delitos de estafa, falsedad en documentos oficiales, públicos y mercantiles y contra los recursos naturales y el medio ambiente

La operación está relacionada con la gestión fraudulenta de subproductos de origen animal

Se trata de una operación de la Guardia Civil, en concreto del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de Cáceres, que ha detenido a 10 personas e investigado a otras 10, además de haber resultado imputadas penalmente cuatro empresas, por su implicación en delitos de estafa, falsedad en documentos oficiales y mercantiles, y contra los recursos naturales y el medio ambiente.

La red está relacionada con la gestión fraudulenta de subproductos de origen animal, no destinado al consumo humano (SANDACH), por lo que se han realizado cinco registros en instalaciones y establecimientos de las provincias de Cáceres y Salamanca, además de inspeccionar a dos empresas vinculadas con el transporte de animales vivos.

Los investigadores comprobaron la gestión fraudulenta de un volumen aproximado en torno a los 500.000 kilogramos de subproductos, que no fueron entregados en las plantas de tratamiento o destrucción, como establece la normativa reguladora.

Sin embargo, los depositaron en muladares a disposición de la fauna silvestre, con perjuicios graves para el medio ambiente, ya que eran enclaves declarados como Espacios Naturales Protegidos, incluidos en la Red Natura 2000.

Las diligencias instruidas por el Seprona han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Cáceres, que inicialmente declaró el secreto del sumario.