Domingo, 8 de diciembre de 2019

Sareb ingresa casi 2,5 millones de euros por las ventas de viviendas y suelos en Salamanca

El banco malo vendió 68 activos durante el primer semestre del año, destacando en las viviendas la venta de 11 unidades por valor de casi un millón de euros 
La evolución del sector inmobiliario está condicionada por el remanente de las entidades bancarias

Sareb, Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, vendió en Salamanca 68 activos (entre viviendas, anejos, suelos y otros) durante el primer semestre de este año. Ventas que, según los datos facilitados a este diario, se traducen en unos ingresos para el conocido como banco malo de casi 2,5 millones de euros, lo que supone casi el 16% de las ventas totales en Castilla y León durante este periodo. 

Atendiendo a los datos por tipología, en Salamanca destaca la venta de 11 viviendas por valor de casi 1 millón de euros; las 45 unidades de suelo por valor aproximado de más de un millón de euros; y las veinte unidades de uso terciario e industrial por valor de casi 2 millones de euros.

En el conjunto de Castilla y León, Sareb vendió 429 unidades por un valor de más de 25 millones de euros durante el primer semestre del año. 

El banco malo en el primer semestre del año

La mayor parte de la cartera de Sareb -el 62% a 30 de junio de 2019- corresponde a activos financieros (préstamos) vinculados al sector promotor, con un valor de 20.793 millones de euros. El 38% restante estaba constituido por inmuebles, de los que el 19% eran vivienda residencial, el 15% suelo, y el resto activos terciarios.

En términos de actividad semestral, Sareb ha registrado una ralentización de su cifra de ingresos debido, principalmente, a la intensificación de la transformación de préstamos en inmuebles, además de al menor tamaño de su cartera respecto al ejercicio anterior. Esta estrategia de transformación se enmarca en la apuesta por mantener y maximizar el valor de los activos bajo gestión.

En el primer semestre de 2019 los ingresos han disminuido un 33,2%, hasta los 1.052,7 millones de euros, con especial incidencia en aquellos provenientes de la cartera de préstamos, que cayeron el 45,1% respecto al mismo semestre de 2018, fruto de la decisión de preservar el valor de los préstamos mediante la transformación y el acceso al colateral. Esta evolución está alineada con las previsiones de la compañía.

El giro anunciado en la estrategia de Sareb también pasa también por limitar las pérdidas que procedan de la venta institucional de préstamos, ya que el contexto de mercado se sitúa en un momento en el que los descuentos exigidos en estas operaciones no permiten proteger el valor de la cartera que gestiona la compañía.

A pesar de la reducción de los ingresos derivados de los préstamos bajo gestión, esta actividad aportó ingresos durante el periodo de 539,9 millones de euros. Como se detalla en el informe de actividad, a finales del periodo, Sareb tenía 12.915 deudores, un 9,7% menos que el mismo periodo del año anterior. La compañía ha intensificado la judicialización de su cartera de préstamos, si bien, las daciones en pago y ejecuciones de colaterales continúan copando el mayor volumen de operaciones.

Por su parte, la actividad de gestión y venta de inmuebles (residencial, suelos y terciario) registró un retroceso algo más contenido, del 13,6%, y totalizó 512,7 millones de euros a cierre del pasado mes de junio.