Martes, 10 de diciembre de 2019

Los mejores lugares para el turismo ornitológico en la provincia salmantina

Salamanca es un lugar privilegiado para el disfrute de las aves, con hasta once zonas de especial protección y en la que se pueden observar los más variados ejemplares 

Salamanca es un lugar privilegiado para el disfrute de las aves. De hecho, la provincia forma parte de la Red Natura 2.000 y cuenta con 13 Zonas Especiales de Conservación (ZEC) y 11 zonas de Especial Protección para las aves (ZEPA), sumando una superficie superior a 200.000 hectáreas. En ellas se pueden observar especies como el águila real, el buitre leonado, la cigüeña negra, el águila calzada, el águila real, el alimoche, grullas, mirlos, gavilanes, el Búho Real o el halcón peregrino. Todo ello convierte a la provincia en un destino idóneo para los aficionados al turismo ornitológico

Las zonas de especial protección para las aves son Arribes del Duero, Campo de Argañán, Campo de Azaba, Campos de Alba, Candelario, Las Batuecas-Sierra de Francia, Quilamas, Riberas de los ríos Huebra y Yeltes, Riberas del río Águeda, Río Alagón y Tierra de Campiñas.

Además, existen varias rutas ornitológicas, dirigidas a distintos públicos con una dificultad baja o media. También se puede contactar con varias empresas especializadas, que ofrecen paseos ornitológicos guiados y actividades de turismo de naturaleza.

Las mejores zonas para disfrutar del turismo ornitológico

Las Arribes del Duero es uno de los destinos inexcusables para el observador de aves. Ya de por sí su paisaje es espectacular, con la sucesión de cañones en los ríos Tormes, Duero, Huebra, Uces y Águeda. Una zona especialmente rica en aves, destacando las rapaces, y en concreto el águila-azor perdicera, contando con una de las mayores poblaciones de Castilla y León. También se puede observar al águila real, alimoche, buitre leonado y negro, milano real y negro, aguililla calzada y culebrera europa, halcón peregrino o gavilán común. En la zona de dehesas de encinas y robles, destaca la presencia del milano real, aguilucho cenino y la cigüeña negra. 

Otra de las zonas destacadas para la observación de aves es el suroeste de la provincia, entre los alcornoques de la rivera del Azaba, siendo uno de los principales refugios de cigüeña negra. Junto a ella se puede observar a la culebrera europea, milano real y negro, cernícalo vulgar y primilla, entre otros muchos. 

En la Sierra de Gata y El Rebollar podemos ver alimoche, águila real, búho real o roquero solitario, entre otras aves. Por su parte, en las Sierra de Lagunilla y de Béjar también se puede observar una comunidad importante de aves, como arrendajo, pico menor, abejero europeo, pechiazul o el roquero rojo. En las Sierras de Francia y Quilamas nos puede sorprender el vuelo de buitres leonados y negros, alimoches, abejeros europeos, culebreras, aguilillas calzadas y halcón peregrino. 

Y en el nordeste de la provincia, la comarca de la Armuña es tierra de avutardas, sisones, alcaravanes, alondras y calandrias. En la zona de Valdelosa y Zamayón podemos ver milano real, aguililla calzada, cigüeña negra, paloma zurita y tórtola europea. El trazado de la Vía de La Plata, desde la capital salmantina hacia la provincia de Zamora, es territorio para observar el elano común y el esmerejón. Y en el embalsde de Santa Teresa llaman la atención las grullas. 

El turismo ornitológico en Salamanca ha sido además protagonista en la reciente edición de la Feria de Turismo Interior (INTUR), con la presentación de un vídeo promocional que no te puedes perder si te gusta disfrutar de la naturaleza.