Jueves, 12 de diciembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El Seminario “llega a puerto tras una larga navegación” reflexionando sobre su pasado, presente y futuro

Para aquellos que no puedan acercarse al Teatro Nuevo, las ponencias serán retransmitidas en directo por Internet

La intensísima jornada vivida este 26 de noviembre por el Seminario Diocesano San Cayetano de Ciudad Rodrigo con motivo de su 250 cumpleaños continuó por la tarde en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal, con el arranque del Congreso sobre la propia institución que se prolongará hasta la tarde del viernes, con el cual se inicia “una nueva etapa”, según indicó el administrador apostólico de la Diócesis, Jesús García Burillo.

El Congreso lleva por título Duc in Altum, unas palabras que Jesucristo dijo a sus discípulos en el Mar de Galilea, según recordó en la apertura el rector del Seminario y secretario del Congreso, Anselmo Matilla, quién expuso que estos días se va a reflexionar sobre el pasado (“mirar quién te ha construido y te ha aportado algo”), el presente (“mirar quién eres ahora; la relevancia social, vocacional, etc. en el hoy de Ciudad Rodrigo”) y el futuro del Seminario: “estamos aquí para mirar hacia el futuro y cuáles son los derroteros que tiene que seguir”.

Según expresó el anterior rector del Seminario y director del Congreso, Juan Carlos Sánchez, “el Seminario es grande, pero lo es más su pasado, presente y futuro”, añadiendo que estas jornadas son “puerto de llegada tras una larga navegación”, en la que han ido conmemorando sus 250 años de diversas maneras (con varias sesiones académicas, una fiesta callejera, etc.).

Durante su intervención, Juan Carlos Sánchez recordó cómo fue la celebración de los 200 años de vida del Seminario en 1969, resaltando que “50 años después hemos tomado el testigo con actos para comprender la trascendencia del Seminario”. Para Anselmo Matilla, los 250 años son “motivo sobre todo para dar gracias, y al 1º es a Dios”.

En ese acto de apertura también estuvo presente el alcalde Marcos Iglesias, quién volvió a insistir en que el Seminario es “una institución importante para la ciudad, igual que la Diócesis, que camina junto a la ciudad desde el siglo XII”, y “para que siga la Diócesis es necesario un Seminario activo”. Por último, intervino el Obispo emérito de Cajazeiras (Brasil), José González, natural de Sobradillo, que no tenía previsto venir a España este año pero “cuando vi la programación, me animé”, remarcando que mis raíces están “en Sobradillo, Ciudad Rodrigo y Salamanca”.

Finalizado el acto de apertura, comenzó la conferencia inaugural del Congreso, que corrió a cargo de Justo García Sánchez, catedrático emérito de la Universidad de Oviedo, que nació en Ciudad Rodrigo en 1946, y que estuvo 11 años en el Seminario estudiando Lengua Latina, Filosofía y Teología. Justo García Sánchez repasó la “audacia y genialidad” del fundador del Seminario, Monseñor Cayetano Cuadrillero y Mota, recordando además los intentos previos que hubo de crear un Seminario en la Diócesis por parte de Martín de Salvatierra y Francisco Viguezal.

Tras un turno de preguntas, los acreditados al Congreso se desplazaron al Seminario para disfrutar de un ágape con el que concluyó la larga jornada. Las sesiones del Congreso en el Teatro Nuevo se retomarán este miércoles a las 9.00 horas. Todas las ponencias se podrán seguir en directo en el canal del Seminario en Youtube.