Jueves, 5 de diciembre de 2019
Las Arribes al día

La plataforma Yay@gaitas difunde su lucha por las pensiones en la emisora municipal de radio de Vitigudino

Marisa Salgado y Victorino García respondieron a las preguntas de Jorge Montes sobre la actividad de este colectivo

Momento de la entrevista en la emisora municipal de radio de Vitigudino / CORRAL

Representantes de la plataforma Yay@gaitas acudieron este martes a Vitigudino para difundir su lucha por unas pensiones dignas. En su estancia en la localidad pasaron por la radio municipal para responder a las preguntas de Jorge Montes sobre los objetivos de este colectivo integrado en la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (Coespe).

En las intervenciones realizadas por su portavoz, Marisa Salgado, y uno de los socios fundadores, Victorino García, recordaron cómo mientras baja la hucha de las pensiones, los gobiernos de turno acuden al rescate de bancos y constructoras de autopistas.

Asimismo, ambos recordaron la concentración que cada lunes realizan en la Plaza Mayor de Salamanca para reivindicar unas pensiones públicas dignas y un sistema de pensiones sostenible.    

COMUNICADO DEL 25 DE NOVIEMBRE LEÍDO EN LA PLAZA MAYOR DE SALAMANCA

¡VAMOS A HABLAR CLARO!

Cristine Lagarde, exdirectora del Fondo Monetario Internacional y actual Presidenta del Banco Central Europeo dijo la siguiente fatídica frase: “LOS ANCIANOS VIVEN DEMASIADO Y ESO ES UN RIESGO PARA LA ECONOMÍA GLOBAL. TENEMOS QUE HACER ALGO YA”

Y vaya si lo están haciendo. Esa frase se ha convertido en la nueva religión, en la nueva biblia, de todos los sátrapas que se han subido a la cresta del poder.

Pues bien, que lo sepan.

Estamos hartos y hartas de tanta corrupción; de tanta podredumbre en las Instituciones del Estado; de un sistema judicial que dicta sentencias débiles contra los poderosos y fuertes contra los débiles; hartos y hartas de tantos ineptos en política; de las recomendaciones de un banco que se llama Banco de España, pero que es solo suyo, y de sus propios intereses; hartos y hartas de tantos economistas, pelotas y lameculos; de que nos tengan tanto odio, por ser mayores; hartos y hartas de Bruselas y su recomendaciones suicidas para todos, menos para ellos... Y podemos decirlo más alto, pero no más claro, o cambian ellos la situación o la cambiaremos nosotros.

Esta es la situación actual. Mientras, ellos, los poderosos, el pequeño grupo de personas que ha dominado en España durante el Franquismo y el post Franquismo, siguen acumulando riqueza y poder:

Tenemos 80 personas mayores (30.000 al año), muriendo cada día esperando que les paguen el grado de dependencia reconocido. Tenemos 10 personas que se suicidan cada día. Tenemos miles y miles de personas que ni tienen donde vivir, pero les sacan de casa por no poder pagar a esos usureros que les hemos regalado 65.000 millones de euros. Personas que no pueden pagar los servicios básicos, luz, agua o gas, pero las compañías siguen teniendo miles de millones de beneficios; cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas que no pueden pagar los medicamentos, (retirados o no del servicio Nacional de Salud), y han de escoger entre medicarse o comer; cientos de miles de personas completamente solas, sin que, hasta ahora, estos sinvergüenzas y caraduras que dicen representarnos les presten la más mínima atención.

En materia de pensiones; tenemos 400.000 personas con pensiones del SOVI (entre 350 y 450 euros), 2.500.000 pensionistas con pensiones de 700 euros, y la pensión media de 932 euros, mientras que la Carta Social Europea dice que se necesitan 1.084 euros para poder vivir, el 60% del salario medio en España.

Mientras esta es la situación, que quieren empeorar aún más, este país ha estado creciendo en plena crisis, entre 24.000 y 36.000 millones de euros, millones que se van a pagar la deuda “su deuda” por la modificación del Art. 135 de la Constitución. Tenemos un fraude fiscal reconocido de 90.000 millones de euros, y una evasión de capitales a los paraísos fiscales de 500.000 millones, a los que conceden amnistía Fiscal. Hay una deuda histórica del Estado con la Seguridad Social de más medio billón de euros. Le han regalado 65.000 millones a la banca, mientras ellos los banqueros se van con jubilaciones millonarias. Han pagado 3.500 millones para rescate de autopistas y 3.200 más por el Castor, pero ellos siguen diciendo que las pensiones tienen déficit, y tenemos un entramado Institucional, Político y Administrativo, completamente fuera de control.

El Gobierno en funciones sabe, y todos ellos saben que, si le sacan a la Seguridad Social todos los gastos que no le corresponde pagar, no habría problema, sin embargo, han preferido mantener el problema y pedir créditos. Así justifican los recortes y las congelaciones de las pensiones. Pero no hay derecho a hacerlo porque hemos cumplido pagando todos los meses de nuestras nóminas, las cotizaciones sociales.

Seguramente piensan: estos viejos y viejas ya se cansarán y se irán a sus casas, pero no pensamos irnos, lo hemos dicho y repetido miles de veces. Estaremos en la calle mientras no tengamos un Sistema Público de Pensiones dignas para el futuro.

Al contrario, en vez de irnos a casa, vamos a tratar de organizar un movimiento europeo y mundial, que se prepare para luchar contra esta forma de ejercer el poder y de hacer política. Vamos a tratar por todos los medios de organizar un movimiento social potente, que empiece a cambiar esta situación de capitalismo podrido que se extiende por todas partes.

O lo entienden todos de una puñetera vez, o se lo vamos a hacer entender nosotros y nosotras. No nos vamos a marchar de la calle, llevamos siete años en muchos puntos del Estado, en otros tres años y en otros dos años; puede ser que algunos vayamos falleciendo, pero nos sustituirán otras personas, y esto no parará hasta conseguir que todos y todas podamos vivir dignamente, seamos trabajadores, pensionistas o estudiantes.

INSISTIR, RESISTIR, PERSISTIR. NUNCA DESISTIR. GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES SE DEFIENDEN.