Sábado, 14 de diciembre de 2019

La Plataforma Etiquetado Claro Ya niega que Europa impida a España cambiar la legislación para clarificar el etiquetado de la miel

Los responsables de la plataforma aseguran que “dicho documento es una opinión detallada, en ningún caso una directiva u orden de obligado cumplimiento”

organización con mayor representatividad en el mundo apícola

La Plataforma Etiquetado Claro Ya niega que Europa impida a España cambiar la legislación para clarificar el etiquetado de la miel. La plataforma asegura que el documento que la Unión Europea ha mandado al Gobierno español acerca del etiquetado de la miel es una “opinión detallada” en ningún caso una directiva u “orden” de obligado cumplimiento.

Por tanto, “no se prohíbe al Gobierno de España legislar en el sentido que la sociedad y los apicultores reclaman”, explican desde la Plataforma Etiquetado Claro Ya, que engloba a más de 70 asociaciones de apicultores, organizaciones medioambientales y empresas del sector.

Es en la actualidad la organización con mayor representatividad en el mundo apícola. Lleva años reclamando un etiquetado claro. En marzo de 2019 la Comisión de Agricultura aprobó por unanimidad las medidas que desde la Plataforma se reclamaban. Dicha Comisión trasladó al Gobierno un documento en que se indicaban los tres principales puntos en los que se tenía que legislar para acabar con el fraude de la miel.

En la etiqueta debería estar incluido el país de origen de la miel, el porcentaje de la mezcla así como su origen en orden decreciente. Y por último que se concretara que si la miel ha sido calentada a más de 45ºC en cualquier parte del proceso no se pudiera denominar “miel”, sino denominarla “miel industrial” .

Tras esto, el Gobierno de España mandó en julio a la Unión Europea una propuesta del proyecto de modificación del Real Decreto del etiquetado de la miel con una justificación de porque llevarla a cabo. Dicha comunicación es un trámite burocrático obligatorio para que la ley no entre en colisión con la normativa europea. Pero, indican, “la sorpresa de los apicultores fue mayúscula al comprobar que el proyecto de modificación que las autoridades españolas habían tramitado a la Unión Europea se había tergiversado, el dictamen que la Comisión de Agricultura había trasladado al Gobierno no recoge el mandato del Parlamento español. Ante la alarma social que el Gobierno ha generado en algunos medios de prensa, la Plataforma por el Etiquetado Claro Ya ha evitado pronunciarse hasta disponer de toda la información al respecto. Una vez recaba y contrastada la misma, afirman que es rotundamente falso que Europa impida a España legislar para clarificar el origen y la calidad de la miel”.

La comunicación que envía Europa al Gobierno recomienda:

1.- En cuanto a especificar el origen de la miel se recomienda a España crear una “simple cláusula de mercado” que permita al envasador de un país miembro de la UE comercializar su miel en España conforme a las reglas para envasar de su propio país.

2.- En cuanto al porcentaje de mezclas, Europa opina que nuestra modificación garantiza el derecho a la información de los consumidores sobre el contenido de las etiquetas siempre y cuando el control de la trazabilidad esté garantizado por la autoridad española y no por el envasador (como pretende el texto del Gobierno).

3.- En cuanto al tratamiento térmico de la miel, Europa le dice a España que lo redacte de nuevo ya que lo que se ha presentado por el Gobierno “no está contenido en la Directiva de la Miel” . Hay que resaltar que la Voluntad que se emana de la Comisión de Agricultura de febrero de 2019 era la de graduar, establecer y definir el sobrecalentamiento. Algo prohibido por el Codex Alimentarius, por la Directiva de la Miel y por el RD que se está modificando.

Desde Etiquetado Claro Ya exigen que “el Ministerio envíe la modificación de la norma estableciendo claramente que la miel tratada a más de 45 grados en cualquiera de sus fases, sea considerada miel industrial. Exigimos, tal y como le instó el Parlamento Español al Gobierno a que gradúe, clarifique y establezca el sobrecalentamiento. Y que se dejen de cuentos chinos”.

La plataforma, en aras de tranquilizar al consumidor, indica que “los dictamines de la Unión Europea pueden ser de obligado cumplimiento. Pero, sin embargo, esta misiva es sólo una comunicación donde se detallan objeciones al proyecto de modificación de la norma y se dan opciones a corregir”.

Desde la Plataforma por el Etiquetado Claro exigen al Gobierno “que deje de filtrar información sesgada a los medios”, a la vez que le dicen que “las mentiras tienen las patas muy cortas, ya que si de verdad se preocuparan por un sector y la sociedad en general se sentarían a diseñar una norma con los realmente interesados. Y nosotros como Plataforma somos la organización más representativa de la apicultura”.