Viernes, 6 de diciembre de 2019

El jucio del 'Caso Arandina' se retoma el lunes con la declaración de 15 testigos a puerta cerrada

En el banquillo estarán tres exjugadores de La Arandina CF acusados de un delito de agresión sexual a una menor de quince años
Una de las salas de la Audiencia Provincial de Burgos

La vista oral por el conocido como 'Caso Arandina', que sienta en el banquillo a tres exjugadores de La Arandina CF acusados de un delito de agresión sexual a una menor de quince años, se reanuda este lunes, 25 de noviembre, después de que arrancase el pasado jueves en el Palacio de Justicia de Burgos, sede de la Audiencia Provincial.

El juicio proseguirá con la declaración de quince testigos propuestos por las acusaciones y las defensas, según una información facilitada por Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) recogida por Europa Press.

Los testimonios de estas quince personas se escucharán en la sala a puerta cerrada, al igual que ha sucedido en las dos primeras sesiones, en las que han declarado los tres exjugadores de La Arandina, R.C.H., C.C.S. 'Lucho' y V.V.R. 'Viti', quienes han mantenido sus versiones y negado los hechos en todo momento.

La segunda jornada de la vista declaraba tras un biombo la joven, cuyo estado de nerviosismo obligó a realizar hasta dos recesos durante su declaración, en la que reafirmó los hechos asegurando que los tres exjugadores la agredieron sexualmente y conocían su edad.

La vista oral proseguirá hasta el próximo miércoles, 27 de noviembre, con la presentación de las pruebas periciales, por parte de agentes del Cuerpo Nacional de Policía, médicos forenses y psicólogos, y documentales, visionando grabaciones, audios y capturas de redes sociales, para terminar con las conclusiones definitivas, los informes de las partes y la última palabra de los acusados.

Los hechos que se juzgan se remontan a 2017, cuando existieron contactos telefónicos y a través de redes sociales entre los tres exjugadores y la menor de quince años, todos ellos residentes en la localidad burgalesa de Aranda de Duero.

El 24 de noviembre de ese año, la menor acudió al domicilio de los entonces futbolistas donde, según manifiesta la acusación pública en su escrito, fue "obligada" a mantener relaciones sexuales con ellos en el salón de la vivienda y posteriormente tuvo que "soportar" otra relación sexual con R.C.H. en un dormitorio del piso.