Martes, 10 de diciembre de 2019

En una semana, cena segura

Es una invitación en toda regla. Y es que son tantas las sombras de egoísmo, hay tanta bruma de injusticia y es tan espesa la noche de la pobreza en el mundo entero que si no actuamos pronto y juntos no hay quien levante por estas vidas nuestras una Navidad verdadera. Por eso es una Presentación de urgencia, casi de emergencia porque el afán es mucho y el tiempo apremia. Nos la propone, en forma de Cena de la Pobreza y con los Pobres, nuestra diócesis de la mano de Cáritas y de Manos Unidas, reuniendo en la misma mesa el recuerdo de los Pobres de cerca y de los Pobres de lejos y quiere ser un aviso ante las puertas del Adviento.

Porque hay camino y revelación y mucho resplandor si abrimos las puertas y nos echamos a la calle alumbrando la vida de los pobres y el camino de Dios. Y será Navidad, ¡pero hay que hacerla! Dios no vendrá sin nosotros y por lo tanto tendremos que ir si queremos que venga la Navidad y la salvación que significa. La Cena de/con/por los Pobres sería entre el 29 y 30 próximos a la hora y lugar que cada comunidad (parroquias de la ciudad, pueblos, religiosos, grupos, comunidades) decida y con el perfil, más o menos, que se propone para toda la diócesis: una fruta, algo de agua y trozo de pan. Es poca cosa, pero su sentido es hondo y su alcance, largo. Y de todas formas hoy por hoy, y sobre todo el 29 o el 30, los pobres son el Belén de Dios.

Anda, pregunta por tu Cena en tu parroquia o en tu comunidad o en tu lo que sea y vete a cenar un amor solidario con esperanza caliente de Adviento que empieza; ¡¡participa!! y desde luego, ya cenado, sal a la calle, rompe egoísmos y acorta distancias y camina con todos haciendo un Adviento de gracia y de gloria. Sin duda hay un camino a tu medida y según tu estado de forma. Y habrá Navidad. Tenemos un plazo fijado, hasta el 24 de diciembre a media tarde y se llama Adviento cristiano. Vamos a por él…

Ah, de todas formas, incluso si tu parroquia o grupo no organizara tal encuentro tú no podrás ir a la cena, pero en ese caso da un paso hacia los pobres aunque te vengan encima algunas consecuencias…. Eso también será Navidad. Buena suerte.