Advertisement
Viernes, 22 de enero de 2021

‘Leonardo da Vinci. Una vida en Dibujos’, una obra de lujo con sello salmantino 

CM Editores, bajo su sello CarteM, publica una edición limitada de 400 ejemplares
Portada y una de las reproducciones de los dibujos incluidos en "Leonardo Da Vinci. Una vida en dibujos". Fotos: CM Editores

Con el prefacio de su Alteza Real el Príncipe de Gales, confeso de la genialidad de da Vinci, y el detalle explicativo de cada obra gracias a Martin Clayton, Jefe de Grabados y Dibujos de la Royal Collection Trust y uno de los mayores especialistas del artista florentino, la editorial salmantina CM Editores, bajo su sello CarteM, publica ‘Leonardo da Vinci. Una vida en Dibujos’.

Con una tirada de 400 ejemplares, el volumen reproduce en papel estucado 200 de los dibujos a color más destacados de Leonardo da Vinci, seleccionados entre los 600 que custodia la Royal Collection cuyas obras de arte, que no se pueden vender ni dividir, se despliegan por diferentes residencias reales del país. Todos ellos han sido la esencia de la exposición abierta al público A Life in Drawing (Una vida en dibujos), que ha albergado durante el verano la Galería de la Reina en el Palacio de Buckingham y que, durante el invierno, se podrá visitar en el Palacio de Holyroodhouse de Edimburgo.

Estos dibujos, que han dado vida a la mayor exposición de la obra de Leonardo da Vinci en los últimos 70 años, cubren todo el espectro de investigaciones científicas y artísticas del arquetipo por excelencia del Renacimiento. Sus trazos en su característica sanguina, o los elaborados en tiza o tinta, nos adentran en la mente extraordinaria de un hombre que, quinientos años después, nos sigue resultando fascinante. Todo un visionario cuyos dibujos reflejan su propia evolución o su inquietud ante la muerte.


Su prolija creatividad e insaciable hambre de conocimiento extendió sus alas sobre ámbitos tan dispares como la escultura, la pintura, la cartografía, la botánica, la óptica, la astronomía, la ingeniería, la arquitectura, la gastronomía, la música e incluso como audaz maestro de ceremonias en las fiestas de la corte. El hombre que diseccionó 30 cadáveres, base de sus portentosos dibujos de anatomía aquí recogidos. El mismo que persiguió el sueño de volar, que buscó la armonía en cada rostro, o lo más ridículo, y que con paciencia infinita se adentró en la naturaleza, interés que ahora podemos conocer. Aquel atrevido Leonardo que abrió un restaurante con Botticelli, La Enseña de las Tres Ranas de Sandro y Leonardo, un estrepitoso fracaso del que salió literalmente huyendo, está más cerca que nunca gracias a Leonardo da Vinci. Una vida en dibujos.