Viernes, 13 de diciembre de 2019

"Alcaldadas" (II)

Lo que ya es el colmo de ineficacia y corrupción en la gestión municipal del PP, con anuencia de Cs, en el ayuntamiento salmantino, es que los pagos de los muchos juicios y recursos son a cargo del erario público.
En todos estos casos se ve la ´mano negra´ del Grupo Municipal del PP con favoritismo a sus ´amiguetes´ empresarios en detrimento de los intereses de los vecinos y ciudadanos salmantinos.
No olvidemos que García Carbayo, un subalterno irrelevante de Lanzarote y Mañueco, pretende seguir sus nefastas estelas. Carbayo fue elegido a dedo, sin primarias y fue un candidato ´desganao´. Y así, con este cariz, continua de alcalde.​

 Fi-Los Verdes había emprendido un procedimiento judicial para hacer cumplir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) de 1 de junio de 2015. Este alto tribunal declaró nula la autorización otorgada al Ayuntamiento de Salamanca por parte del expresidente de la CHD (Confederación Hidrográfica del Duero), para la construcción de un parque de maquinaria de la empresa concesionaria del servicio municipal de basuras F.C.C. (Fomento de Construcciones y Contratas). Hace unas semanas el alcalde de Salamanca, García Carbayo, tuvo conocimiento de esta resolución denegatoria dictada desde CHD, tras el último requerimiento del TSJ dándole diez días de plazo para tomar una decisión definitiva. Se le exigía que inmediatamente cumpla la orden de derribo y de clausura de actividad. Hay que destacar que allí se desarrollan labores jurídicamente ´clandestinas´.

El proceso judicial sobre la ilegalidad del Parque de Maquinaria de Huerta Otea lleva varios años de pleitos, recursos y contra-recursos, por parte del PP. Los alcaldes salmantinos peperos (J. Lanzarote, Mañueco y ahora G. Carbayo) han estado siempre poniendo pegas, informes fantasmas, y con las típicas zancadillas jurídicas y artimañas administrativas, para retrasar la sentencia de ilegalidad y no dar su brazo a torcer.

Con estos tres alcaldes han primado los privilegios, los caprichos autoritarios, los amiguismos y las pésimas y confusas gestiones de algunos dirigentes del CHD, como el exconsejero del PP José Valín. Fueron las complicidades de estos alcaldes con varios empresarios y políticos del PP lo que cronificó y alargó sine día la primera sentencia de TSJCyL de demoler el actual Parque de Maquinaria de Huerta Otea.

 Esperábamos que García Carbayo, ahora, no siguiera su mismo camino, pero ya lo ha hecho iniciando el recurso de la sentencia de derribo. Todo este comportamiento parece un tic propio del PP salmantino: desoír las demandas ciudadanas en pro de intereses espurios y de amiguismo.

Es sabido y demostrado –ante la CHD y el TSJCyL– que este emplazamiento de FCC en Huerta Otea ha aumentado la suciedad, la acumulación de residuos y malos olores, así como un grave impacto visual y auditivo para el entorno. Los informes afirman claramente que la zona era inundable y que no era idónea para construir una instalación de esa naturaleza que suponía un riesgo ambiental, hidrológico y paisajístico para el río Tormes.

El actual recurso de García Carbayo, por tercera vez, es un agravio a las reivindicaciones de la Asociación vecinal de Huerta Otea y de Tormes SOS.  Un perjuicio para Huerta Otea pero también para la zona sur de Tejares.

En Huerta Otea, con mucha paciencia, a veces creen ingenuamente en la palabra de García Carbayo. A veces, aunque lentamente, cumple algunas promesas hechas. A otras no hace ni caso.

Por ejemplo, echan en falta una zona de negocios y comercios, un mercado, un polideportivo municipales, una guardería y colegio públicos. Su slogan favorito es: ¡Huerta Otea no es un parking! Le reclaman urgentemente a Carbayo la ampliación del centro de Participación ciudadana… 

Todos sus vecinos muestran un gran espíritu reivindicativo. Y la Asociación vecinal Huerta Otea, todos sus vecinos con su directiva al frente, muestran un gran espíritu reivindicativo. Pelean, arguyen, convencen, a veces se doblegan. Pero demuestran tener mucha paciencia con el nuevo alcalde para ver si demuestra que es distinto a sus anteriores regidores peperos, Mañueco y Lanzarote, en el trato con los ciudadanos y en el cumplimiento de la legalidad urbanística. 

También demandan más y mejores servicios del bus 13, promesa ya lejana.

Pero sobre todo están muy pendientes de que se ejecute el derribo, y traslado, de las instalaciones ilegales que tiene en Huerta Otea la empresa FCC.

A estas demandas ciudadanas hay que añadir las últimas sentencias –considerables varapalos judiciales– del TSJ de C y L sobre la ilegalidad de la construcción del Corte Inglés. Y sobre todo, recientemente, la anulación –por ilícita– de la licencia de obra y ambiental del hotel Corona Sol por no cumplir las normativas urbanísticas.

La Asociación Avemur, ya ha solicitado judicialmente la ejecución de todas las sentencias favorables que el TSJ de C y L ha dictado sobre la construcción del hotel. Con ellas ya se han anulado todas las licencias fundamentales, desde la ambiental a la de inicio de actividad o la de cambio de uso, que el Ayuntamiento concedió a la empresa amiga Palco 3, propietaria del hotel.

Ante esta contundente sentencia, el ayuntamiento salmantino aprobó hace pocos días una moción en la que plantea “recuperar la legalidad urbanística de dicho hotel” ¡Qué menos! ¡Una institución pública debe cumplir siempre la legalidad!

Pero los vecinos, que han recibido con tibieza y escepticismo el acuerdo de pleno, están esperando que el Juzgado de Salamanca ejecute los autos del TSJ y haga cumplir la legalidad si el consistorio no llega a actuar. No se creen las promesas de García Carbayo.

Por otro lado, los vecinos de Pizarrales-El Carmen (Asociación vecinal Munibar), hartos de las ‘largas’ del alcalde Carbayo y de las instituciones, saldrán a la calle a manifestarse en Navidades. Llevan más de dos meses solicitando una reunión con él y desde la Asociación, advierten que no han recibido ninguna respuesta. Vamos, que ni caso a sus demandas sobre infraestructuras de calles, limpieza, sanitarias, etc. Parece que para Carbayo prima más la “pela” que el bienestar y la vida de las personas del barrio. Los tiene más que olvidados.

Lo que ya es el colmo de ineficacia y corrupción en la gestión municipal del PP, con anuencia de Cs, en el ayuntamiento salmantino, es que los pagos de los muchos juicios y recursos son a cargo del erario público.

En todos estos casos se ve la ´mano negra´ del Grupo Municipal del PP con favoritismo a sus ´amiguetes´ empresarios en detrimento de los intereses de los vecinos y ciudadanos salmantinos.

No olvidemos que García Carbayo, un subalterno irrelevante de Lanzarote y Mañueco, pretende seguir sus nefastas estelas. Carbayo fue elegido a dedo, sin primarias y fue un candidato ´desganao´. Y así, con este cariz, continua de alcalde.