El Instituto de Biología Funcional y Genómica de Salamanca impulsará un uso adecuado de los antibióticos

El proyecto, que se llevará a cabo en febrero de 2020, pretende concienciar a los jóvenes universitarios, alumnos de Secundaria y de Bachillerato

Instituto de Biología Funcional y Genómica

El Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG), centro mixto de la Universidad de Salamanca y del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), llevará a cabo en febrero de 2020 su tercera edición de 'MicroMundo/SWI', un proyecto internacional que pretende concienciar a los jóvenes universitarios, alumnos de Secundaria y de Bachillerato acerca de las bacterias resistentes a antibióticos.

En estos últimos años, esta iniciativa se enmarca dentro del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos y su objetivo es concienciar sobre los riesgos asociados al uso indebido de los antibióticos y realizar un llamamiento al consumo responsable, tanto en salud humana como en sanidad animal, para prevenir la aparición y el desarrollo de la resistencia.

Sobre este tema, la Universidad de Salamanca (USAL) ha recordado que desde 2014 España cuenta con el Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos (PRAN) cuya finalidad es reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencia a los antibióticos y, consecuentemente, reducir el impacto de este problema sobre la salud de las personas y los animales.


La iniciativa 'Small World Initiative' (SWI) nació en 2012 en la Universidad de Yale (Estados Unidos) como reacción frente a la escasez de inversión en investigación y desarrollo de antibióticos por parte de la industria farmacéutica.

Cuatro años más tarde llegó a España de la mano de la Universidad Complutense de Madrid, como plan educativo y colaborativo para el descubrimiento de nuevos antibióticos.

Posteriormente, durante el curso 2017- 2018, la Universidad de Salamanca entró a formar parte de la iniciativa, junto con tres institutos involucrados, entre los que se encuentra el IBFG.

Tal y como ha explicado la USAL, debido a su masivo crecimiento, el proyecto de origen estadounidense se fragmentó y se dividió en SWI y Tiny Heart.

Como consecuencia, algunos países, entre ellos España, decidieron dotarle un nuevo nombre, el de 'MicroMundo'.