Domingo, 8 de diciembre de 2019
La Sierra al día

Denuncian la desaparición de una de las estatuas del Camino del Agua

La Diputación ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil por la sustracción de la obra del escultor Alfredo Sánchez
Mirador donde debería estar situada la pesada estatua de bronce cerca de Monforte

La Diputación de Salamanca ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil por la sustracción de una de las esculturas colocadas en el recorrido del Camino del Agua, concretamente a la salida del municipio de Monforte de la Sierra en dirección a Mogarraz, tras ser comunicado en la mañana de hoy por un vecino que transitaba por el lugar de su ubicación y comprobar dicha sustracción.

La pieza ornamental sustraída, según consta en la denuncia realizada por el diputado de turismo, Javier García Hidalgo, en representación de la Diputación de Salamanca, es la obra del escultor Alfredo Sánchez, realizada en bronce, de una altura de dos metros por cincuenta centímetros de ancho y un peso aproximado de 200 kilogramos.

Dicha escultura, titulada “S/T” es una de las seis colocadas a lo largo de los seis kilómetros de longitud del sendero circular del Camino del Agua, colocada en el paraje denominado “Mirador de Monforte”, junto a la carretera que comunica los dos municipios.

Si bien se desconoce cuándo ha podido ser arrancada estando anclada a una base de hormigón, el hecho de ser un lugar transitado donde se encontraba y su cercanía al municipio, hace prever que su sustracción pudiera haberse realizado la pasada noche. No obstante, una vez presentada la denuncia, por parte de la Guardia Civil se iniciará las diligencias oportunas para esclarecer dicha sustracción.

La obra, del artista natural de Herguijuela de la Sierra y afincado en Cataluña, Alfredo Sánchez, fue adquirida por la Diputación de Salamanca en 2007, al igual que el resto que forman parte de la ornamentación escultórica del Camino del Agua, uno de los cuatro senderos de Arte en la Naturaleza que la Diputación de Salamanca promovió, en colaboración con los ayuntamientos, en la Sierra de Francia.

Una iniciativa turística y natural que se ha convertido en un reclamo máximo del turismo provincial al ser recorridos los cuatro senderos hasta el momento por más de 300.000 senderistas, siendo además el Camino del Agua, donde se encontraba la escultura sustraída, el que congrega el mayor número de visitantes.