Domingo, 8 de diciembre de 2019

Dos centros educativos salmantinos, premiados por sus proyectos e ideas emprendedoras

Entrega de premios de la VII edición del Concurso Innovacreawork de ideas y proyectos emprendedores organizados por ANPE

Foto de los premiados en el concurso organizado por ANPE

Con la presencia del director general de Formación Profesional, este miércoles se han entregado en Ávila los seis premios de las mejores ideas y proyectos emprendedores del VII Concurso Innovacreawork organizado por ANPE, dos de los cuales han logrado centros educativos de Salamanca: el IES Ramón Olleros Gregorio, de Béjar, y el IES Venancio Blanco de Salamanca.

Seis proyectos e ideas ganadoras que demuestran que los jóvenes están concienciados con los problemas que actualmente tiene Castilla y León: La despoblación (para ello intentar potenciar los productos de nuestra tierra como el vino, la patata, el turismo, los servicios rurales) sin olvidar sus inquietudes como jóvenes (las tecnologías  y la belleza).

En este acto se ha entregado el premio anunciado para los alumnos, una placa conmemorativa para el centro y los certificados de participación de los alumnos y profesores de cada uno de los centros premiados que han sido los siguientes:

Gabriel y Millán, del IES Ramón Olleros de Salamanca, crearon la idea ganadora del primer premio Innovacreawork 2019: ‘ELOC’ enfocada en solucionar el problema cotidiano de la pérdida de objetos pequeños o de valor a través de pequeños localizadores con tecnología RFID los cuales se conectarán a una aplicación (para móvil y ordenador), con cuentas vinculables, en la que con un mapa de la zona, se podrá encontrar con rapidez. El mapa será proporcionado por la empresa Google (Google Maps). Estos chips enviarán información constantemente por lo que aparecerán siempre en dicho mapa de precisión. 

El proyecto ganador este año, por su parte, ha pensado en las bodegas y en el vino. El proyecto preparado durante su Grado Superior de Administración y Finanzas pretende realizar un proyecto empresarial destinado al sector de la vitivinicultura. La empresa está enfocada en sacar adelante la construcción de un viejo edificio, que lo destinamos a la elaboración de vinos, con uvas recogidas de los agricultores de la zona, y otros proveedores. Patricia Garro Hernández, del IES Arenas de San Pedro de Ávila, es la ganadora del premio.

Las ganadoras del segundo y tercer premio a la idea innovadora son la ‘Torre del reloj’, de os zamoranos Ángel, Marta y Susana del CIFP Ciudad de Zamora, un Centro de Día en el que realizamos dinámicas y diferentes actividades para que las personas mayores del entorno no se encuentren solas y puedan mejorar su autonomía personal. El tercer premio Four eyes’, de 4 alumnos del IES Venancio  Blanco de Salamanca: Ofrecen unas gafas que le permiten al usuario cambiar el color de la montura las veces que quiera, gracias a un microchip insertado en las patillas para que vaya acorde a la vestimenta que lleve puesta ese día.

El segundo y tercer premio al proyecto innovador son: una empresa especializada  en realizar actividades de ocio y turismo eco rural ‘Natur-Experience turismo ecorural’ , creada por cinco alumno del CEO La Sierra de Prádena  de Segovia; y el tercero ‘Patatissimo’ , proyecto de Lucia y Noelia del IES Las Salinas de Laguna de Duero de Valladolid con la idea de vender como producto base la patata, ya que es uno de los alimentos más consumidos en España debido a su bajo coste y que ofrece múltiples tipos de cocinado. Se trata de ofrecer “Comida sana rápida” con la posibilidad de comerlo nada más salir del establecimiento o para comer en casa.

Los premios Innovacreawork fueron creados por ANPE Castilla y León, en el marco del desarrollo del proyecto europeo multilateral de Transferencia de Innovación Leonardo da Vinci ‘Enterprise as innovation to create new work places at time of global crisis’, dirigido a fomentar el espíritu emprendedor.

Se trata de propiciar el desarrollo de valores personales como la creatividad, la autonomía, la confianza en uno mismo, la tenacidad, el sentido de la responsabilidad, la capacidad para asumir el riesgo y de valores sociales como el espíritu de equipo y la solidaridad. Todo ello dentro del aula y con los docentes como aval de los trabajos.