Viernes, 13 de diciembre de 2019

El discurrir y el discurso de las vías pecuarias - 10

La Cañada Real Segoviana tiene su inicio en la Sierra de Neila, en Burgos, cruza el Duero por Aranda de Duero, entra en la provincia de Segovia, atraviesa el Puerto de Somosierra, luego la Comunidad de Madrid y sigue por Toledo y Ciudad Real hasta Badajoz, cruza el Guadiana y termina en la localidad de Granja de Torrehermosa. Cuenta con unos 500 kilómetros y se han perdido del orden de 80. Los tramos desaparecidos se sitúan en torno a las ciudades de Burgos y Segovia.

La Cañada Real Soriana Oriental va desde Soria hasta Sevilla, pero cuenta con marcadas bifurcaciones. Desde tierras de Yanguas (Soria) baja hasta Almazán, donde cruza el Duero y continúa por Guadalajara cerca de Sigüenza, Cifuentes, Pastrana y Mondéjar. Cruza Toledo por Villatobas, Ciudad Real por Quintanar de la Orden y atraviesa el valle de Alcudia para dirigirse primero a Córdoba capital y después a Sevilla. De su largo recorrido, cercano a los 800 kilómetros, se estima un porcentaje de pérdidas entorno al 11%.

La Cañada Real Soriana Occidental se caracteriza por su trazado en diagonal, de noroeste a suroeste, diferente al recorrido meridiano típico de las demás cañadas reales. Atraviesa, por lo tanto, la ruta de otras cañadas reales en su largo viaje entre Soria y Extremadura. Cruza la Galiana a la altura de la sierra de Cabrejas (Soria), la Segoviana en el Puerto de Somosierra, la Leonesa Oriental en el Puerto de Guadarrama, la Leonesa Occidental en Sanchorreja (Ávila), y se solapa con La Plata en Valdefuentes de Sangusín, cerca de Béjar (Salamanca). Esta cañada, de cerca de 700 kilómetros de recorrido, ha perdido grandes tramos, que en su conjunto representan un 20% del trazado original.

La Cañada Real Galiana arranca al sur de La Rioja y desciende para cruzar el Duero cerca de Vinuesa (Soria); atraviesa luego la provincia de Guadalajara por tierras de Jadraque y pasa cerca de Madrid capital. Se adentra en Toledo, rodea la ciudad y pasa por Ciudad Real por el Puerto del Milagro. Finalmente, se une a la Soriana Oriental a la altura de Piedra Buena (Ciudad Real). Se han estimado unas pérdidas de 100 kilómetros para un trazado de apenas 400, todas ellas situadas en las proximidades de Jadraque y de Toledo.

La Cañada Real Conquense, o de Los Chorros, es la más oriental de las castellanas y abarca solamente tres provincias: Cuenca, Ciudad Real, y Jaén. Nace en la sierra de Tragacete (Teruel), sigue por Albarracin, rodea Cuenca capital y, ya en Ciudad Real, cruza el Guadiana por Ruidera. Entra en Jaén por Sierra Morena y muere al sur de Bailen. Las principales pérdidas se localizan en la cabecera de la ruta y en amplias zonas de Ciudad Real y Jaén, debido generalmente a su transformación en carreteras y a la invasión de cultivos.

La Cañada Real de Valencia Es la más Oriental de todas y la única que llega al mar. Nace, como la anterior, de la sierra de Tragacete, pasa por Cuenca y termina en Valencia capital. Ha desaparecido prácticamente todo el trazado en tierras valencianas.

La Cañada Real Burgalesa. Esta vía pecuaria comunicaba los pastos estivales de las montañas del Norte con las dehesas andaluzas y extremeñas de la mitad meridional. Esta cañada, en particular, enlaza la comarca burgalesa de la Sierra (Huertas de Arriba y de Abajo, los Tolbaños, Monterrubio, Riocabado, Barbadillo, Pineda…), con la zona cacereña de Valencia de Alcántara, recorriendo en su camino, además de la de Burgos, las provincias de Palencia, Valladolid, Salamanca y Cáceres