Viernes, 22 de noviembre de 2019

“El poker requiere mucho estudio a nivel profesional, es un trabajo a tiempo completo” 

El tres veces campeón del mundo de póker y jugador del Team Pro Winamax aterriza este sábado en Salamanca como invitado de lujo de la cuarta etapa del Winamax Poker Tour, el mayor circuito de póker organizado en España
Adrián Mateos, tres veces campeón del mundo de póker. Foto: Winamax

Adrián Mateos reconoce que la suya es “una profesión un tanto peculiar”, pero ser jugador profesional de poker y llegar a ser el mejor del mundo requiere esfuerzo, dedicación y muchas horas de estudio. “Es un trabajo a tiempo completo”, y como asegura, “si no te gusta es muy difícil ser muy bueno en algo”. Lleva 7 años, y “quiero dedicarme a ello mientras me siga ilusionando y siga queriendo jugar cada día que me levanto. Cuando eso no me pase me dedicaré a otra cosa”. Comenzó a formarse a los 16 años, y cuando alcanzó la mayoría de edad disputó sus primeros torneos. Tenía tan claro que quería ser jugador profesional de póker que, con 18 años, aparcó los estudios de Economía y se marchó a Londres, destino elegido por los jugadores españoles que quieren hacer del póker su profesión. Este sábado, Adrián Mateos estará en Salamanca, como invitado de lujo de la cuarta etapa del Winamax Poker Tour, el mayor circuito de póker jamás organizado en España que aterriza en el Casino del Tormes. En su palmarés, las World Series of Poker Europe en París en 2013, el European Poker Tour de Montecarlo en 2014 y en 2017 el Shot Clock Event. Además es el jugador más joven en conseguir tres brazaletes de las WSOP.

¿En qué momento decide dedicarse profesionalmente al póker, un trabajo poco habitual en nuestro país?

Sí, es una profesión un tanto peculiar. Me fascinó el juego desde el principio, me pareció muy interesante. Tenía 16 años, estaba en Bachillerato, y descubrí que me gustaba mucho, así que empecé a buscar información por internet, a aprender las reglas, y a mejorar con mucho, mucho estudio. Cuando cumplí la mayoría de edad ya podía ir al Casino, y tuve la suerte de empezar a ganar desde el principio. A los pocos meses me pude hacer una banca que se llama en el póker, y con ese dinero me mudé a Londres para dedicarme profesionalmente al poker. 

Aparte de habilidades y matemáticas, ¿qué exige el póker para ser un jugador profesional?

El poker es un juego que requiere mucho estudio a nivel profesional, matemáticas y estadística. Es un juego bastante complejo, porque es un juego de información incompleta en el que no toda la información está sobre la mesa,  a diferencia de otros juegos como el ajedrez que puede haber información completa por así decirlo.

¿Cuántas horas dedica cada día al póker?

Juego 8 horas casi todos los días. 

El póker está en auge, sobre todo entre los jóvenes. 

La mayoría de jugadores profesionalles tienen entre 25 y 35 años, y ahora los ordenadores son herramientas muy potentes te permiten hacer cálculos que mentalmente te costaría mucho hacer. El perfil es de jugador joven, acostumbrado a utilizar ordenadores. 

La mayoría de los jugadores profesionales son hombres, ¿por qué hay tan pocas mujeres en este mundo del póker?

Existe una mujer profesional, mi compañera de equipo Lea Margets, es otra jugadora muy conocida a nivel nacional e internacional, hay algunas, pero es cierto que el porcentaje de hombres es muy elevado, alrededor del 90%, y obviamente es un mundo en el que a la mujer le cuesta entrar, quizá porque les gusta menos apostar o simplemente porque se ha visto como algo de hombres, pero poco a poco, en la mesa somos todos iguales, todos tenemos las cartas y la cabeza, es hacer un deporte mental, las mujeres pueden competir de tú a tú. 

¿Cuál es su máxima aspiración como jugador profesional de póker?

Ganar los máximos títulos que pueda, y poder dedicarme a una carrera larga, ese sería el objetivo. Llevo 7 años y ahora quiero dedicarme a ello mientras me siga ilusionando y siga queriendo jugar cada día que me levanto. Cuando eso no me pase me dedicaré a otra cosa, porque al final es un trabajo a tiempo completo, y sino te gusta es muy difícil ser muy bueno en algo. 

Viajar entiendo que es otro aliciente de su trabajo. 

Sí, he estado en un montón de países, a Estados unidos es donde más viajo, algo en Latinoamerica y Europa prácticamente me la he recorrido. El pasaporte está lleno de sellos. 

Suerte, aunque seguro que no la necesita. 

Siempre viene bien la suerte.