Miércoles, 13 de noviembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

La abreviada campaña para el 10N se abre con una pegada de carteles entre trucos y tratos

Apenas unos minutos después de ser puestos, varios de los carteles de Unidas Podemos fueron atacados

Con una temperatura más que agradable para estar entrando en noviembre, y sin nada de lluvia pese a que el día había estado revuelto (de hecho, un rato después volvió a llover), Partido Popular, PSOE y Unidas Podemos salieron a las calles de Ciudad Rodrigo en la noche del jueves para pegar, una vez llegadas las 0.00 horas del viernes, los primeros carteles propagandísticos de cara a las nuevas Elecciones Generales que tendrán lugar el domingo 10 de noviembre.

Esta salida nocturna a pegar carteles fue la más animada que se recuerda, no tanto por los propios políticos (al ser la 3ª en un año ya se notaba menos ‘entusiasmo’), sino por todos los jóvenes que estaban por las calles aprovechando que este viernes es festivo, y sobre todo, por ser la noche de Halloween. De este modo, varios de los grupos con los que se fueron cruzando los políticos iban disfrazados con motivos ‘terroríficos’ en busca del truco o trato habitual de esta velada.

Quizás fueran algunos de esos jóvenes disfrazados los que atacaron, nada más ser puestos, varios de los carteles de Unidas Podemos en el panel de la Avenida de Yurramendi (por ejemplo, arrancaron varias de las caras del candidato de este partido a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias). Unidas Podemos también estuvo pegando en la Puerta de Santiago, al igual que el Partido Popular, que asimismo colocó carteles en el barrio del Puente y en la Avenida de Portugal, donde lo hizo igualmente el PSOE.

Los socialistas empezaron pegando como en los anteriores comicios de este año en el Registro, siendo el único lugar (en esta ocasión no cuadraron los tiempos como en anteriores citas) en el que se propició un encuentro entre políticos y periodistas en esta noche de inicio de la campaña, que será una semana más corta de lo habitual (se irá ya a votar el domingo de la semana que viene).

 

Duras críticas del PSOE al Gobierno de Castilla y León

En la pegada del PSOE participaron, entre otros, el procurador en Cortes Juan Luis Cepa, los concejales del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo Juan Tomás Muñoz y Jorge Labajo, el alcalde de Saelices el Chico, Fran Bernal, o la exconcejal del Consistorio mirobrigense Begoña Moro, quién es la secretaria de Organización del partido a nivel local.

En declaraciones a los medios, tanto Juan Tomás Muñoz como Juan Luis Cepa apelaron al “voto útil” el 10N a favor de su partido. Para Cepa, “aspiramos a obtener un resultado superior al del 28 de abril”, de ahí que consideren que tienen “capacidad” de poder obtener un 2º diputado por la provincia de Salamanca. Según sus cálculos, si no lo sacan, el 4º diputado por la provincia lo conseguiría VOX, lo cual sería “una desgracia mayor” que el hecho de que ahora lo tenga Ciudadanos, un partido “inútil a día de hoy”, que ha resultado ser “un fiasco absoluto, un engaño a los ciudadanos”.

Dentro de estas críticas a la formación naranja, los responsables del PSOE criticaron con dureza su actitud junto al PP en la Junta de Castilla y León: “en estos meses, solo hemos visto repartirse sillones y cargos, y no se ha tomado ninguna medida; sólo las ocurrencias de Igea cada vez que se levanta”, según explicó Juan Luis Cepa, quién considera que “estamos en manos de políticos impresentables”.

Juan Tomás Muñoz quiso incidir en la “incongruencia” de Ciudadanos, que ahora está votando en contra de cuestiones que en la anterior legislatura sí apoyaba, como el Polígono de Las Viñas II, el enlace de la A-62 a la Carretera de Cáceres, o los planes para Ciudad Rodrigo y Fuentes de Oñoro: “no miran por la ciudadanía”, lo que está abocando “a una mayor despoblación y mayor vaciado de estos territorios”.

En torno a la despoblación, Cepa quiso recordar que fue el PSOE, con el Gobierno de Zapatero, el primero que puso este asunto como “problema de estado”, mientras que el PP a nivel de Castilla y León no lo hizo hasta la anterior legislatura al ver que se iba a perder dinero en el reparto autonómico de fondos al tener menos habitantes.

Volviendo a las elecciones en sí, los socialistas piden disculpas a los ciudadanos por tener que volver a las urnas, “aunque votar nunca es malo”. De la cita del 10N esperan que salga un “gobierno fuerte para poner en marcha todos los avances que necesita este país; un gobierno que crea en las personas, que suba el Salario Mínimo Interprofesional, que suba las pensiones,...”.