Viernes, 22 de noviembre de 2019

Achiperres

¿Sabe usted señor Manuel?...  qué –ACHIPERRES-, es: “objetos desordenados colocados de cualquier forma, trastos viejos”.

Como no voy a saberlo amigo mío, si esas palabras rancias eran antiguamente algo más que la voz del pueblo; eran la voz de la experiencia y la filosofía popular. Yo te podría, aunque he perdido bastante memoria, relatarte algunas de ellas de corrido. AGOSTERO: Persona que se ajustaba para tareas del verano, segar, trillar. Normalmente se hacía el día de San Juan el Salamanca. AHIBAO: Persona “tonto” “insípido” distraído”. ALBARDA: Aparejo para colocar en los lomos de los burros para poderlos poner sobre ella las-Aguaderas-, que se fabricaban con cuero viejo y lona rellenándola con paja de centeno.-CABORZO: Charco muy profundo del río; que podía ser consecuencia de las tormentas y crecidas o procedentes de fuertes lluvias. CACHIVACHES: Cacharros, bártulos. CARÁMBANO: Capa de hielo en charcas o pilas de los pozos de los corrales. LÉGANO: Barro que se formaba en el fondo de las charcas.

¿Continuo?

No  hace falta señor Manuel, que veo que goza de muy buena memoria a pesar de sus quejas y recuerda aún la-Palabras del Ayer-, que eran habituales en las charlas de nuestros antepasados sobre todo en los pueblos. No sólo las palabras; pues los-Refranes-, gozaban de suma importancia y de ellos decía un entendido: “Desde luego, por encima de todo, es el legado cultural más auténtico, más propio y más vivido, junto a las danzas y las canciones populares”.

Estoy de acuerdo; aquí en el pueblo había un entendido en refranes por “cuenta propia” que aprovechaba para desgranarlos a la menor oportunidad que tuviese. Aseguraba convencido que: “En primer lugar, es el reflejo de una cultura popular cuyos valores son más apreciados cada día”. Y añadía siempre: “Reconozcamos que no hay refrán que no sea verdadero y que ¡cien refranes son cien verdades!...

VEAMOS: “Noventa y nueve borregos y un pastor hacen cien ovejas”. Frase con la que se da a entender que el número no tiene valor alguno y que para sustentar un parecer es tonto decir que muchos opinan igual o están de acuerdo.

“Media vuelta a la izquierda es lo mismo que media vuelta a la derecha, sólo que todo lo contrario”. Se dice de las explicaciones sumamente claras y especialmente cuando se exponen bajo otro aspecto pero que, de todos modos, dice lo mismo.

“No hay cebada para tantos asnos”. Frase irónica y burlesca que se emplea cuando son muchos los que pretenden un beneficio y no hay  para todos.

“Cada cosa a su tiempo y los nabos en adviento”. Enseña que las cosas, de cualquier tipo que fueran deben decirse con oportunidad y no fuera de lugar y tiempo.

¿Continuo?...

No. Pues debes darte cuenta que: “Más vale evitar que retar”. Se aconseja seguir los dictados de la prudencia y poner los medios para no reñir.

Además, ya ha quedado suficientemente claro, qué: “Las-Palabras del Ayer-, y los-Refranes-; siempre han sido útiles para. Corroborar una afirmación. Sintetizar un pensamiento o criterio. Zanjar una cuestión. Reafirmar un parecer. Desbaratar los argumentos del contrario.

Eso. Además la filosofía que rezuman, su sacarronería y la sabiduría que le dan los años donde se sabe mucho de los desengaños, las zancadillas, de la malicie humana. Les da más valor.

¡También!

Sin olvidar; que en ellos se menciona: “El engreimiento, el lujo, la ostentación, la adversidad, la amargura, las desgracias, el infortunio, las penas, los desengaños y… mucho más.

Señor Manuel… señor Manuel, que le veo a usted poco participativo y ya se sabe que: ¡Cuando el gallo no canta, algo tiene en la garganta! ¿Es que no le interesa el tema? ¿Es que piensa usted en otras cosas?...

Ni mucho menos. Me interesa mucho. Ya que me trae recuerdos de mis tiempos jóvenes. En principio he pensado contestarte: “Piensa mal y acertarás… pero lo haré diciendo: “Ni armarla ni reusarla”. Ya sabes que ello se refiere a las disputas, riñas o controversias y aconseja no empezarlas ni dar motivo a que las haya… ¡pero tampoco reusarlas!

Más claro ¡AGUA!

Pues vámonos señor Manuel; por hoy ya hemos “achiperreado” bastante y el tiempo nos ha cundido. Hemos “jugado” con objetos desordenados, colocados de cualquier forma. Y con trastos viejos”. ¡Benditos-ACHIPERRES!...

VERBA VOLAN, SCRIPTA MAREN. “Las palabras vuelan, lo escrito queda”. Pues eso.

Recuerdo a: Armando Moralejo y sus “PALABRAS del AYER”.