Viernes, 22 de noviembre de 2019

Teoría de la infelicidad, del chileno Luis Cruz-Villalobos

 

 

Hermano y amigo, Luis Cruz-Villalobos viene escribiendo y publicando una vasta obra poética con múltiples registros. De ella yo mismo he decantado dos antologías que bien pueden ser degustadas como frutos preciados. Ahora tomo conocimiento de la publicación de su último poemario ‘Teoría de la infelicidad’, el cual puede ser adquirido en Amazon. Lo ha presentado en la ciudad de su infancia, Curicó, en la región del Maule, zona centro de Chile. Fue el pasado 14  de octubre, casi premonitorio de las manifestaciones que ese mismo día empezaron en Santiago. Le acompañó otro amigo y hermano, el juez-poeta Víctor Ilich. Aquí reproduzco la nota de prensa enviada por el gabinete de comunicación de la Feria del Libro de Curicó; y también algunos poemas del libro (A. P. A.).

 

Los poetas Víctor Ilich y Luis Cruz-Villalobos

 

En Curicó, con la presencia de autoridades y otros invitados, en el contexto de la primera Feria del Libro de la ciudad, el recién pasado 14 de octubre, se realizó la presentación del libro Teoría de la infelicidad, escrito por Luis Cruz Villalobos, poeta y psicólogo. El texto es un conjunto de poemas cuya intención es develar aspectos psicológicos que desembocan o gatillan la infelicidad, es un ejercicio literario escrito en clave irónica y paradójica.

 

La actividad contó, además, con la intervención de Víctor Ilich, escritor y juez en la región de O´Higgins, quien destacó que: “Para algunos, es deprimente el Himno de la alegría, de Beethoven. En otras palabras, la paradoja es parte de la realidad humana, la contradicción es necesaria para remecernos y tomar decisiones, vivir manteniendo las contradicciones en nosotros mismos es un ejercicio desgastante que solo conduce a la ansiedad y a la aflicción de espíritu. No decidir no es opción, ya que significa continuar en conflicto. Celebro que Luis Cruz Villalobos haya decidido escribir este libro, ya que a pesar del título, Teoría de la infelicidad, su contenido tiene el potencial de contribuir a nuestra felicidad. Es decir, este libro es otra paradoja. Y que sea un poemario es aún más llamativo, ya que mientras algunos divagan sobre la utilidad de la poesía, este texto es una herramienta que alumbra las zonas oscuras y da claridad allí donde reina la opacidad.  […] el oficio de este poeta se vincula con el de psicólogo. Y si el arte es autoexpresión y expresividad, la psicología es exploración y conocimiento. Y qué mejor obsequio que ahorrarse una consulta al médico en estos tiempos violentos de isapres, planes y convenios. El lenguaje usado en este libro es llano, usado con ingenio, y el humor que plasma a través de su vertiente irónica es un bálsamo para el ego que no quiere aceptar un par de consejos. Y si este libro es otra paradoja, es una paradoja necesaria para decidirnos”. Decidirnos a qué, es lo que el lector debe descubrir”, enfatizó.

La ceremonia concluyó con un acto musical y la interpretación de Pablo Cruz Villalobos, cantautor, quien con su guitarra interpretó Nómade, una canción que llama a la reflexión, ya que, según dijo: “El que siempre se arranca, no se encuentra”. Y perderse puede producir otro poco de infelicidad.

 

I. 8

 

Haré otra confesión de oficio

 

Soy ya por más de 16 años

Psicólogo clínico de profesión

 

Es una hermosa y sacrosanta labor

Que duele

 

Uno es testigo de cómo la vida definitvamente se transforma en derrumbe

Uno llega a conocer las mil y una teoría del desastre

Del así-no-se-hace

Del siempre-me-lo-advirtió-mi-mamá

Del sólo-quiero-morir

Del no-entiendo-nada-de-lo-que-me-pasa

En fin

 

Debo confesar que me canso

Que a veces necesito pararme frente a un gran jazmín florecido

Y respirar muy

Pero muy hondo

Hasta marearme de su aroma a paraíso.

 

 

 

II. 5

 

Por otra parte

El mal invisible es estrictamente uno que podríamos dividir pedagógicamente en tres dimensiones del mismo pastel

Como bien logró descifrar el brillante P. Tillich

 

El mal como la torpe entronación de lo preliminar o lo espúreo o lo malvado como la preocupación fundamental de la existencia

 

La centripités desde ese nuncleo torcido de todo hacia la mismísima mismidad hambrienta y miserable

 

Y la macra idiotez de sentirse el centro del cosmos y superior a toda la imnensidad de la que se forma parte aunque sólo se es un ridículo punto en un punto en punto en un punto en un punto que es nuestro marginal sistema local de galaxias.

 

 

III. 2

 

Si invertimos exactamente hasta sus antípodas las actuales y bien intencionadas y bien articuladas y bien empíricamente fundamentadas teorías sobre el llamado bienestar subjetivo y particularmente la felicidad 

Para elaborar nuestra magnánima teoría sobre la infelicidad homínida

Podríamos decir por lo menos diez puntos relevantes

 

Uno

Manda al carajo al mundo entero y sé un avaro de los mil demonios

 

Dos

Cultiva sólo tu huerto solo y para ti mismo y que nadie más que tú sea importante para ti

 

Tres

No cuides ese cuerpo que eres sino úsalo a destajo sin el menor escrúpulo ni previsión

 

Cuatro

Vive siempre en otra parte ya sea en el pasado muerto o en el futuro incierto pero jamás de los jamases en el sitio exacto del tiempo donde estás realmente vivo

 

Cinco

Quédate siempre en tu refugio y nunca salgas a descubrir ni hacer nada nuevo que te descoloque o deslumbre

 

Seis

Camina siempre sin rumbo y nunca te detengas a pensar dónde lanzarás la flecha única que te queda en tu carcaj

 

Siete

Ríndete a la primera y nunca intentes ni siquiera por segunda vez nada aunque sea vital

 

Ocho

Simpre debes ver el mundo desde los lentes de la ausencia y la nostalgia y el miedo por lo ido o lo aún no obtenido o por lo que puedes perder de pronto y jamás seas agradecido

 

Nueve

Nunca olvides que siempre eres y serás un desastre irreparable

 

Diez

Vive inmerso en tu pequeño y personal trote de tal modo que jamás te sepas parte de algo gloriosamente mayor

 

He dicho?

 

Luis Cruz-Villalobos y su esposa Soledad

 

 

III. 12

 

Teóricos del mundo

Venid aquí

Y clamad conmigo

 

Cuál es la teoría de la infelicidad

Más sabrosa y aromática

Tersa y turgente

La más armoniosa y equilibrada?

 

Teóricos

Ustedes

Adictos a los papers académicos intencionalmente indescifrables para los legos

Ustedes

Que saben más de lo que podría decirse durante una cena hasta media noche

Ustedes

Que no tienen pelos en la legua para negar más allá del método científico la existencia de lo último

Ustedes

Que saben hacer malabares con las ideas y los números para que vuestras tesis sean aprobadas y les sigan pagando sus becas escurridizas

Ustedes

Pelafustanes insípidos que no saben más que nada rimbombantemente dicha

Ustedes

Por qué no se van donde el diablo perdió el poncho y me dejan tranquilo con mis incertidumbres y mis mínimas certezas que me bastan por ahora como teoría de la infelicidad?

 

Escalera literaria de Curicó