Domingo, 17 de noviembre de 2019
Béjar al día

“La exhumación de Franco es un acto de Justicia y de madurez democrática”

La Asociación de Salamanca Memoria y Justicia se pronuncia públicamente sobre los hechos históricos de la exhumación de Franco

FOTO DE ARCHIVO

La Asociación de Salamanca Memoria y Justicia ha hecho público un comunicado en el que agradece que el Gobierno de España, el Congreso de los Diputados y el Tribunal Supremo hayan hecho posible la exhumación del los restos de Franco.

La Asociación de Salamanca Memoria y Justicia ha hecho público un comunicado en el que agradece que el Gobierno de España, el Congreso de los Diputados y el Tribunal Supremo hayan hecho posible la exhumación del los restos de Franco.

Hoy 24 de octubre del 2019, 80 años después de haber finalizado la Guerra Civil, pero no así la represión, y a punto de cumplirse los 44 años de su muerte, el cadáver del genocida dictador Francisco Franco, ha abandonado definitivamente el espacio, que indebidamente había ocupado. ¿Cómo es posible pensar que el causante de la muerte de las personas enterradas en el Valle de los Caídos pudiera seguir estando en el mismo espacio que ellas? 

Gracias al Gobierno actual, con el apoyo del Congreso de los Diputados y avalado por el Tribunal Supremo, ha sido posible llevar a cabo esta exhumación.

Como Asociación de Memoria Histórica, consideramos un acto de Justicia y de madurez democrática, que esta exhumación se haya realizado.

Es un acto de justicia hacia las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura. 

Es una rotura histórica por parte del Gobierno de España con el pasado franquista, para mirar hacia un futuro más democrático. 

Confiamos en el compromiso del Gobierno actual, y agradecemos su empeño para seguir trabajando por el conocimiento de la verdad, la justicia y la reparación, y llevar a cabo el compromiso adquirido que es, el de exhumar los cadáveres que aún quedan en fosas comunes del territorio español, no para devolverles la dignidad, ya que ellos, las víctimas de la dictadura, nunca la perdieron, pero si, para devolverles a sus familias sus restos. Es una pequeña compensación después de tantos años de sufrimiento. 

Estos actos no reabren heridas, estos actos sirven para cerrar las que tantos años llevan abiertas, y una democracia real, no puede y no debiera permitir que siguieran así.

 ASOCIACIÓN SALAMANCA MEMORIA Y JUSTICIA