Domingo, 17 de noviembre de 2019
Las Arribes al día

La Audiencia Nacional desestima el recurso contra la autorización previa de la mina de uranio en Retortillo

El tribunal estima que la Declaración de Impacto Ambiental, que pretendía anular el recurso, “es un acto distinto a la autorización previa”

La actividad en la zona de la mina lleva paralizada más de un año a la espera de informes y licencias

La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso presentado por Equo y Ecologistas en Acción contra la autorización previa concedida por el Ministerio de Industria a la empresa minera Berkeley, para la construcción de una mina de uranio a cielo abierto en el municipio de Retortillo, según informa el diario El País.

El recurso se basaba en que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada por la minera debía ser realizada por la Administración del Estado y no por la Junta de Castilla y León, como así ha sido, por las características del proyecto al considerarse una instalación radiactiva de primera categoría, así como por no haberse evaluado el impacto que supondrá el almacén de residuos radiactivos y la aportación de material radiactivo procedente de otras plantas satélites.

El tribunal argumenta en su decisión que  “la DIA es un acto administrativo distinto de la autorización previa, que es lo que se recurre, y que por ello no debe discutirse en el procedimiento”. El fallo también asegura que los efectos transfronterizos (la afectación de Portugal) y las alegaciones referentes al uranio procedente de otras explotaciones satélites son "igualmente ajenos a la autorización previa impugnada". 

Por su parte, los recurrentes ya han anunciado que presentarán un recurso de casación contra la decisión de la Audiencia Nacional. El objetivo sería retrotraer el procedimiento al paso anterior a la DIA para que se considerasen aspectos que no fueron incluidos en la evaluación realizada y que pueden tener un impacto significativo sobre el medio ambiente.

Proyecto paralizado

A pesar de esta sentencia a favor de la minera, el proyecto continúa paralizado a la espera de un informe del Consejo de Seguridad Nuclear y de la licencia urbanística del Ayuntamiento de Retortillo.