Jueves, 14 de noviembre de 2019
Béjar al día

Los vecinos que nos visitan cada año no necesitan adornos de plástico en sus casas

El Día Mundial de las Aves Migratorias, día 12 de octubre ‘Haz algo práctico contra la contaminación del plástico’

FOTOS JULIÁN MATEOS

El Día Mundial de la Aves Migratorias se celebra mañana, día 12 de octubre, como una campaña de sensibilización para concienciar sobre la necesidad de la conservación de estas aves y sus hábitats y de la importancia que tienen en el mantenimiento del equilibrio ecológico. Es necesaria la cooperación internacional para preservar la vida salvaje y para sensibilizar a la población sobre la amenaza a la que se enfrentan las aves en el momento de migrar.

En 2017 se unificaron los dos eventos internacionales más importantes para la preservación de las aves migratorias en una única campaña global el Día Mundial de las Aves Migratorias, para fortalecer la estrategia de conservación.

Las aves migratorias tienen la peculiaridad de que crían en una zona del planeta e invernan en otra, por este motivo son más sensibles a sufrir un mayor número de problemas, en sus viajes se enfrentan a la pérdida de hábitats, a la sequía, la colisión, la electrocución, la caza y el envenenamiento, que ponen en peligro su supervivencia.

Estudios recientes están verificando datos alarmantes sobre el descenso de un 80 % en las poblaciones de aves migratorias europeas que invernan en África, en los últimos 30 años. En España el 50 % de la biodiversidad de las aves son migratorias, como las cigüeñas, las golondrinas, vencejos o ruiseñores. Además gansos, grullas y lavanderas blancas, entre otras, pasan los inviernos en el país.

Con el lema Protege las aves. Haz algo práctico contra la contaminación del plástico, este año el Día Mundial de las aves migratorias se centra en protegerlas de las agresiones que sufren por la presencia de los plásticos en su entorno.

Cada año se producen toneladas de plásticos, productos que tardan 500 años en descomponerse y que cuando se descomponen lo hacen en forma de partículas pequeñas por medio del agua, la luz solar y el viento, provocando efectos letales cuando las ingieren las aves; las piezas más grandes quedan enredadas en los animales y a menudo se confunden con alimento, continuamente se encuentran pollos sin vida con el estómago lleno de plásticos, son elementos que flotan en las aguas cubiertos de algas que se confunden con presas tanto por su forma como por su tamaño y olor. Las partículas afiladas causan una muerte inmediata al perforar sus órganos internos y las sustancias químicas toxicas son una amenaza adicional para ellas.

En Béjar y su entorno, al igual que en cualquier lugar del mundo, toda la población puede poner su granito de arena y con un simple gesto ayudar al medio ambiente y al planeta para que no se pierdan más aves  por culpa del consumo irresponsable de elementos que se usan un minuto y acaban causando la muerte de multitud de especies, ser responsables en el consumo de estos productos y reciclarlos correctamente, son acciones al alcance de cualquiera y que contribuirán a la preservación de estas magníficas aves que nos visitan cada año.

REDACCIÓN: Julián Mateos y Ana Vicente
FOTOS: Julián Mateos

  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS
  • FOTOS JULIÁN MATEOS