Lunes, 21 de octubre de 2019

Sin opciones López Chaves con una muy deslucida corrida de Adolfo Martín en Las Ventas

Solamente Curro Díaz sale ovacionado de una tarde en la que el ledesmino y Manuel Escribano fueron silenciados
Lópe Chaves no tuvo opciones ante los deslucidos toros de Adolfo Martín. Foto: Cultoro

La corrida de Adolfo Martín cerraba, en la tarde de este 6 de octubre, la Feria de Otoño madrileña con un cartel de veteranos en este hierro: Curro Díaz, López Chaves y Manuel Escribano trenzando a las seis en punto el paseíllo.

Corto recorrido y falta de fuerza tuvo el serísimo primero, animal que se cayó en los primeros tercios y que no remontó su condición cuando Curro Díaz tomó la muleta. Alargó su faena el jiennense, que intentó sacar lucimiento del pozo seco de bravura del de Adolfo, que cada vez iba a menos. Detalles sobre todo por abajo y en los finales de series, que se las pegó de uno en uno. Mató de estocada baja y escuchó palmas.

“Holgazán” se llamaba el segundo de la tarde, bajo pero serio en la encornadura, aunque protestado por parte del tendido. Muy buena la lidia de José Chacón durante los primeros tercios. Intentó pausar la embestida del animal y aprovechar la calidad del toro, pero no tenía apenas motor y recorrido suficiente para que la obra llegase con fuerza al tendido. La veteranía del diestro charro hizo dejar momentos templados especialmente al natural a un toro al que le costaba cada vez más acometer a los trastos. De uno en uno se los sopló Chaves, que fue silenciado tras aviso tras estoquearlo.

A portagayola recibió Manuel Escribano al tercero, un toro que casi lo coge de salida pero afortunadamente no fue a más el percance. Le pidió el palco que pusiese un tercer par de banderillas, y luego el toro no le ayudó para nada en la faena, siendo silenciado el de Gerena. 

“Bonito” se llamaba el cuarto, un cárdeno claro de Adolfo segundo del lote de Curro Díaz. Se desmayó en un cambio de mano Curro Díaz en el inicio de la faena al animal. A partir de ahí Madrid cantó el toreo de Curro especialmente al natural, pitón por el que buscó y consiguió la colocación el torero de Linares. Lástima la espada, porque podría haber tocado pelo de no haber fallado en una ocasión.

Remiso a salir de toriles durante varios minutos estuvo el quinto, un animal al que le ganó siempre la acción al toro López Chaves con un tremendo oficio lidiador. Luego se le vino muy abajo el toro también como sus hermanos, pero sacó raza y entrega el charro, aunque no acertó a espadas. Animal complicado. Silencio.

También unos segundos de espanto pasó Manuel Escribano ante el sexto, otro animal remiso a embestir en banderillas, que se lo intentó pasar por cambiados en faena sin lograrlo y que fue de más a menos. No dijo nada el animal. Silencio para el torero.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Sexta y última de la Feria de Otoño. Corrida de toros. Casi lleno. 

Toros de Adolfo Martín.

Curro Díaz, palmas y ovación. 

López Chaves, silencio tras aviso y silencio. 

Manuel Escribano, silencio y silencio.