Lunes, 21 de octubre de 2019
Alba de Tormes al día

“Pasado, presente y futuro están recogidos en estas páginas respetando una historia que nos hace grandes”

El prior de los Carmelitas Descalzos de Alba de Tormes, Miguel Ángel González, realiza una brillante y exhaustiva presentación de las 385 páginas que forman el libro de fiestas
El teatro de Alba de Tormes, escenario de la presentación del libro de fiestas

La presentación del libro y la programación festiva es uno de los actos más esperados del año y el carmelita descalzo supo estar a la altura de las circunstacias.  En poco más de 20 minutos, el prior repasó cada artículo y reportaje incluido en el libro de fiestas. Durante la presentación estuvo acompañado de Concepción Miguélez, alcaldesa de Alba de Tormes, Gonzalo Bautista, concejal de Turismo y Jose García, concejal de Festejos. 

Antes de comenzar la presentación del programa festivo, el concejal de Turismo, Gonzalo Bautista, adelantó al público asistente parte del video promocional con el que la villa acudirá a la próxima Feria de Turismo Interior (INTUR), un trabajo muy novedoso y que muestra la villa ducal desde otra perspectiva más moderna y actual. Por su parte, la alcaldesa de Alba de Tormes, Concepción Miguélez agradeció la aportación “de 50 colaboradores y más de 100 empresas anunciantes” que han hecho posible las 385 páginas que componen el libro de fiestas, cuya publicación tiene un coste aproximado de 10.000 euros.

El concejal de Festejos, Jose García, destacó la creación de la comisión de Festejos, y la colaboración conjunta de asociaciones, vecinos y todos sus compañeros de equipo de Gobierno “que han colaborado de principio a fin, incluso corrigiendo artículos”. 

"11 días de color, música, espectáculo, devoción y emoción, 11 días de vivencias compartidas"

Miguel Ángel González definió el libro “como el resultado de muchas personas que han hecho posible su realización” y tuvo palabras de agradecimiento para la alcaldesa y los compañeros de diferentes concejalías. “Cada página de este libro, cada acto, se nota que se ha organizado y preparado con cariño, con ilusión, para que todos disfrutemos de estas fiestas en las que Alba de Tormes abre sus puertas y demuestra su carácter alegre, abierto y bondadoso”, explicó el prior. 

Para el prior “pasado, presente y futuro están recogidos en estas páginas y en nuestras fiestas, respetando una historia que nos hace grandes con la vista puesta en el futuro, en nuestros jóvenes y niños a los que pasaremos el testigo”. 

Presentación del libro de fiestas de Alba de Tormes

Miguel Ángel González, Prior ocd. Alba de Tormes

Señora Alcaldesa Dª. Concepción Miguélez, Sr. Concejal de Festejos D. José García, miembros de la corporación municipal de nuestra Villa de Alba de Tormes, autoridades, Señoras y Señores. La presentación oficial del LIBRO DE FIESTAS 2019 es la primera toma de contacto con el programa completo de las fiestas, que recopila todos los actos previstos para este año 2019. En los días previos a este acto, he repasado con sumo interés cada una de las casi cuatrocientas páginas del libro, disfrutando de su variedad amena. Vamos a adentrarnos en la descripción del mismo.

Comenzamos con el saludo de la Señora Alcaldesa en el que se remonta a los más de cuatro siglos de historia de nuestras fiestas, con el deseo de que puedan ser declaradas de interés turístico nacional. Por ella somos invitados a disfrutar de las fiestas de este año en tono de encuentro y armoniosa convivencia.

En un segundo momento, el Concejal de festejos realiza la presentación del programa de fiestas, consciente de su responsabilidad y agradeciendo a las asociaciones, al equipo de gobierno y todos los albenses su colaboración.

Del 11 de octubre al 22, Alba de Tormes homenajeará a su Patrona, Santa Teresa, conjugando en los actos programados tradición y modernidad en armonía, de modo que las fiestas puedan ser del agrado de todos.

Presenta el libro un programa variado y muy ambicioso, con multitud de actos de diferente cariz, desde lo cultural, deportivo, lúdico o taurino, pasando por la destacada orquesta País de Noia o las famosas y tan concurridas salida y entrada de la santa, de tanta tradición albense.

El libro incluye también el discurso de investidura de la nueva Alcaldesa para que todos nos podamos familiarizar con él, además de las cien medidas del pacto de gobierno, publicadas ya anteriormente, pero que se recogen en este libro, en catorce páginas, por ser de sumo interés para el bien de la Villa Ducal.

Como nota característica, podemos señalar el informe económico de las arcas municipales, que se encuentra incluido, signo de transparencia institucional.

El técnico de Medio Ambiente del ayuntamiento, con el buen hacer que le caracteriza, nos regala un hermoso artículo en el que se nos habla de la vía verde y de sus posibilidades y necesidad de ser puesta en valor. A esto, me atrevo a añadir que sería beneficioso para Alba de Tormes, señalizarla, también, como vía de peregrinación de Salamanca a Alba, teniendo en cuenta los numerosos viajes de la Santa desde la Capital a la Villa.

En bonitas fotografías, podemos contemplar las obras de arte pictórico del Vº certamen de pintura al aire libre, del pasado 24 de agosto.

Irma soriano, pregonera de las fiestas de octubre del pasado año, colabora en este libro publicando el emocionado pregón que en Alba pronunciara, haciendo mención reiterada a la mejor embajadora albense, que es nuestra santa, y a la histórica casa ducal.

Otro pregón, en este caso de nuestro convecino Chus Blázquez, rejuvenece deportivamente las páginas de este libro, en el que se muestra en todo momento agradecido a Alba por verle crecer y orgulloso de su brillante trayectoria deportiva profesional.

A continuación, Aida Vercher nos presenta a Mara Cañizal, que ante una iglesia de la anunciación abarrotada, pronunció el sentido pregón de la pasada Semana Santa, en el que recorre los días santos de la pasión del Señor con profusión de detalles albenses. Además, con la nota característica de su flauta y tamboríl, tocados con tanta destreza. En ese acto tuvo lugar, también, la presentación del cartel de Semana Santa que se incluye en este libro.

Ahora, nos encontramos con una serie de artículos de capital importancia para la historia albense; presentados, en cascada,  por Roberto Jiménez, con destreza descriptiva; podemos disfrutar de fotografías y textos de gran riqueza para la histórica alfarería albense, que nos lleva a redescubrir las formas clásicas del trabajo del barro y las innovaciones recientes. El mismo autor nos habla de los coladeros como germen, semilla y forja de la alfarería albense, recordando a José Pérez como último creador de arcilla de la Villa Ducal. En estas líneas se desvelan interesantes secretos de la creación del barro albense.

De nuevo, un artículo del mismo autor, nos habla de los cacharreros de la alfarería albense, refiriéndose a los Chaguetes, extensa y reconocida familia alfarera, que en 1947 recibiera, por medio de Santiago Pérez y de su esposa Ángeles, decoradora alfarera de renombre, el premio nacional para familias artesanas. En estos artículos aparecen entrañables nombres de alfareros, como Aniano Pérez.

Siguiendo con este merecido homenaje a los alfareros albenses, Roberto Jiménez nos habla de Matías Cañizal Cruz, el joven que quiso ser alfarero y que en la alfarería del cielo, aprende ahora del mejor maestro, en compañía del alfarero divino, el primer alfarero de la historia. Alguna cazuela conservamos, entre otras de sus piezas, con su propio nombre.

La filigrana, tan típica nuestra, se hace arte en la pluma de Isabel Jiménez, haciendo alusión a la belleza peculiar de los dibujos.

El orgullo y alma de Alfarero de Paco Pérez Correas, es presentado de nuevo por Roberto, como pionero en el trabajo del barro albense, que ha llevado el nombre de nuestra Villa allende los mares, a Estados Unidos y más acá a Alemania o Japón. Conocedor de las cuevas donde extraer buen material desde la más tierna juventud, ha sabido innovar hasta crear el primer botijo toro, combinando innovación y tradición de modo singular.

Fernando Martínez nos habla con cariño de Víctor Dueñas, histórico alfarero que hunde sus raíces lejos en el tiempo, hace trescientos años, constándole que desde el año 1700, antepasados suyos ya se dedicaban a la labor del barro. No es de extrañar que aprendiera los secretos del torno en su propia casa, llevando la alfarería albense a las ferias más destacadas.

La belleza de la filigrana de la cerámica, es presentada por Fernando Martínez, en su articulo dedicado a Tomás Pérez, que sigue trabajando la artesanía más popular de nuestra Villa y que forma parte de un acreditado relevo generacional. Nos consta que, por medio de él, la alfarería albense llega a muchos lugares de España cómo Zamora o Barcelona, por citar algunas de las ciudades en las que se pueden adquirir estas piezas artísticas.

Pedro Zaballos nos habla de Felipe Pérez, que por su edad, es representante de dedicación y esfuerzo, en una vida ligada al trabajo del barro, sabiéndose adaptar a las nuevas circunstancias en la elaboración de las piezas de alfarería. Se trata de una familia dedicada al alfar, cuyo buen hacer queda en la historia albense merecidamente reconocido.

Del mismo autor, nos encontramos con la presentación de otro gran alfarero, Gregorio Dueñas, cuyo legado es fruto de su buen hacer dentro de esta histórica familia alfarera, que en sus nueve generaciones de tradición alfarera, ha sabido colocar, como el resto de alfareros a lo largo de los siglos y desde la historia medieval de la Villa, en el elevado lugar que a esta le corresponde. Víctor, Oscar e Íñigo, criados junto al torno, siguen diversos estilos, aglutinando lo nuevo y lo antiguo con sabiduría.

Tres generaciones del barro son presentadas también por Pedro Zaballos, aludiendo a una de las familias alfarereras de gran tradición en Alba: Bernardo abuelo y los dos tomases, el hijo y el nieto, siendo su distinción, como sabemos, el arte de la filigrana que crea llamativas, admiradas y vistosas obras.

Capítulo aparte merece en este libro el artículo de Roberto Jiménez sobre una alfarería muy peculiar, la del hotel restaurante Don Fadrique, y digo bien, porque une, según el autor, alfarería y cocina, para ofrecer una experiencia gastronómica única. Sirva de ejemplo el plato de los hermanos Nicolás y Manuel, llamado cordero al barro, elaborado siempre, como todo en aquella casa, bajo la mirada amorosa de Geli, cuya mano cuida de todo. Oscar Dueñas sabe mucho de innovación alfarera en cuánto a ajuar de comedor se refiere en este típico restaurante albense.

Alba cuenta, recientemente, con un museo de alfarería, en la iglesia de Santiago, cuyo patronato ha cedido el espacio al ayuntamiento para este fin. En Alba está clara la evolución de la alfarería, de obras de uso doméstico a obras artísticas. La iglesia de Santiago, que data del siglo XI, es considerada la primera de Alba y es merecedora, por sí misma, de ser visitada; además, ahora incluye el museo de alfarería. El artículo de este libro incluye el agradecimiento al Patronato de Santiago y San Marcos por la cesión del espacio y a los propietarios de las piezas por el préstamo de las mismas.

Terminamos esta importante sección del libro de fiestas dedicada a la alfarería de Alba y, dando un paso más, encontramos un documentado artículo de Manuel Diego sobre la pasión cofrade en Alba de Tormes; aparecen en él importantes personajes de la historia albense, que han colaborado, desde distintas perspectivas, al engrandecimiento de la Semana Santa. Remontándose al siglo XVI, el autor hace un interesante recorrido de nuestra Semana Santa hasta nuestros días.

Seguidamente, encontramos mi colaboración en este libro, con un artículo que lleva por título “Con Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, de Vítor Teresa al Centro Teresiano Sanjuanista. Repasando la historia con mirada agradecida”. En él se describe el acto cultural de mayor relevancia en el Año Jubilar Teresiano, que es la exposición Vítor Teresa y también la consecución del actual Centro Teresiano Sanjuanista, incluyendo, además, una carta de agradecimiento a los muchos colaboradores.

Posteriormente, encontramos un artículo homenaje a Pepe Rueda, querido maestro, de Esther Patrocinio. Se trata de una confesión personal de la autora, por medio de la cual, muestra a todos vitales enseñanzas de las que ella se ha beneficiado al tratar con este recordado maestro.

José Vicente nos regala su colaboración sobre Lope de Vega y el blasón de Bernardo del Carpio. Introducidos en el artículo por una vivencia personal del autor con el famoso Padre Belda, nos adentramos en el conocimiento de estos dos personajes históricos, Lope y Bernardo, aprendiendo, también, el significado del blasón.

Privilegiados nos llama Manuel Briñón en el título de su artículo, repasando en él, la riqueza que significan para la Villa las abundantes comunidades religiosas de la misma, que la enriquecen con el diverso colorido de sus carismas particulares. El autor alerta sobre el posible desconocimiento de este hecho e invita a la consideración de este bien para Alba y a la necesidad del fomento de las vocaciones.

Jesús Mesonero titula su artículo: “La Villa de Alba de Tormes de los años sesenta”, con algunas de sus edificaciones emblemáticas, hoy desaparecidas, para nuestro pesar. Hacemos un recorrido por una cascada de importantes edificaciones, entre las que se encuentran, iglesias, palacios, casonas… edificios que hoy sólo podemos ver en las fotografías de este libro.

Las víctimas del tres de julio de 1937 son recordadas en este libro por David Corral. Ocho albenses fallecidos y una decena de heridos. Queda patente el anticlericalismo de esos días por subrayarse en la documentación consultada el hecho de encontrarse aquí el sepulcro de la santa, al parecer, blanco de los ataques. Las fotos que acompañan el artículo son suficientemente conmovedoras como para afianzarnos en la unidad y no reabrir heridas del pasado.

Las Madres Benedictinas nos sorprenden con su histórico artículo sobre el traslado de su monasterio extramuros al interior de la Villa, al haberse cumplido recientemente los 250 años de este acontecimiento. El monasterio primitivo ya existía en 1279. En el artículo encontramos una amena descripción de la historia de esta querida comunidad monástica.

David Corral nos ofrece la biografía de Pascual Marín y su relación con Alba de Tormes. Nacido en la última década del siglo XIX, acude a Alba en 1922, tercer centenario de la canonización de la santa y año de su doctorado Honoris Causa. De este artista fotógrafo podemos contemplar imágenes de aquel año y compararlas con la actualidad para comprobar que el teresianismo de la Villa tiene, aún si cabe, más fuerza.

Podemos recrearnos ahora con una importante colección fotográfica en este libro de fiestas, cedidas por Manoli Jiménez, Miguel Aparicio, Jorge Jiménez, María Luisa de Cosme, Manuel Polo, Olga Díaz, Isabel Gómez, Encarni Gómez, Isidro García, Juan Miguel García, Nieves Sánchez, Petri Patrocinio, Águeda Aparicio, Paqui Vicente, Beatriz Cotobal, Juana Martín, Jaime Núñez y Pilar Gómez.

Cerrando la interesante sección fotográfica de este libro, nos encontramos con la colaboración de Jaime Núñez: “Selva, cordillera y costa, esto es Perú”. Nos describe el autor su undécimo viaje en moto por el continente americano. Por medio de la lectura de estos párrafos, partimos de Lima y hacemos un hermoso recorrido por la selva, la cordillera y la costa de aquel país, no sin peligros, y con sus anécdotas correspondientes. Todo ello nos muestra el placer de viajar.

Seguidamente, Ignacio Martín, cofundador del famoso grupo musical Pequenikes, titula su artículo “Con el Alpine en Alba de Tormes”. Sus recuerdos infantiles nos hablan de las visitas en Alba a su tía Pilar Martín Nieto, música reconocida, a la que dedica elogios entrañables. Después de recordar sus visitas a nuestra Villa acaba con la nostalgia de su coche Alpine rojo para volver a Alba.

Quince años de buena fiesta nos brinda Andrés Martín, comenzando en los prósperos años 2004 en cuánto a economía se refiere. Recorremos las andanzas de la peña Benedicto Final y la afición de los integrantes de la misma por el deporte, recorriendo los años hasta llegar al presente, en el que, según el autor, siguen en la peña, aunque con menos pelo, más kilos, alguna cana y algún crio.

Juan González nos trae “Recuerdos de un niño albense”. Nos cuenta de modo entretenido su vida, comenzada en 1928. Parte desde los recuerdos de su infancia y va avanzando a lo largo de los años, en medio de esperanzas y logros, de luchas y prosperidades, de familiares, de maestros y de curas. Un artículo plagado de nombres y de experiencias de vida.

El deporte también se hace presente en este libro, con el título “CD albense FS un pueblo, un club, una afición”. Esta frase encabeza el artículo de Oscar González, que se remonta a hace 30 años para iniciar la historia de esta institución deportiva. No oculta las dificultades de subsistencia, de antes y de ahora y subraya con acierto el beneficio que supone para niños y jóvenes de Alba el deporte. En el 2017 acontece un hito importante digno de mención, cuándo Michel toma la dirección del Club, dándole un nuevo impulso decisivo. Las personas, familias y empresas colaboradoras reciben agradecimiento por medio de estas líneas.

Recuerdos de su niñez nos brinda Petri Patrocinio, que comienza refiriéndose a su tía abuela  Clara para contarnos su interesante historia vital, en un estilo ágil y ameno.

Nieves Pérez nos habla de la escuela y nuestros tiempos, describiendo el ambiente de la escuela del castillo. Después da paso a la narración de la Semana Santa albense en su época juvenil, sin olvidar la feria de ganado de Alba, la fiesta de la Trasverberación, las ferias de Salamanca, la melancolía del mes de difuntos, la Navidad y la fiesta del Niño Jesús de Praga. Un completo recorrido en el recuerdo a lo largo de todo el año.

El Club Deportivo de pesca Santa Teresa, se hace presente por medio de Fernando Gutiérrez. Recuerda a Isidro y Paco, fallecidos en 2018, en cuyo honor, a orillas del Tormes, podemos contemplar la imagen del pescador. Esperamos que su deseo de que Alba cuente con una exposición de artículos de pesca llegue a buen puerto.

Loren Miguel nos brinda su recuerdo de Alba, desde Aguadulce, en Almería. Con un estilo elegante, en este artículo va repasando todas las riquezas artísticas de las calles y plazas de la Villa Ducal, viajando a la misma desde Salamanca y describiendo hermosamente lo que se encuentra a su paso. Por medio de estas líneas hacemos un verdadero recorrido histórico - artístico por Alba.

José Bautista nos ofrece “Historia para recordar”. Nos traslada al 17 de mayo de 1982 y nos describe la sonada visita de algunos miembros del Palmar de Troya a Alba y los acontecimientos sucedidos, ilustrando con fotografías dicho artículo.

Juan Lorenzo nos indica como destino Alba; destino de muchas postales con sus respectivos sellos de decenas de países que llegan a Alba para engrosar su abultada colección familiar. Esta colección se inició en 2005 y continúa en nuestros días. Algunas de ellas, muy pintorescas, se pueden ver en este libro.

El libro termina, en sus últimas páginas con hermosas poesías:

De Juan Francisco Sánchez “A Doña Rosalía, mi querida Maestra”, “El Poder”, “La Infancia”, “Canción de funeral: a mi padre”.

De Pedro Gutiérrez: “Un poemita para niños: el perro enfadado y las Hormigas”.

De Antonio Gómez el poema: “Sencilla Silueta”.

De Mari Tina Recio un bonito poema.

De Olimpia Rodero, otro.

De María Ángeles Barbero, “Añoranzas de un padre y añoranzas de una madre”.

Aquí terminamos la descripción de este magnífico libro de fiestas para dar paso a mis agradecimientos.

A la Señora Alcaldesa, al concejal de fiestas y a la corporación municipal por haberme encargado la presentación de este libro y por trabajar por esta Villa llevando la alegría a cada rincón y sobretodo, por hacer unas fiestas participativas y para todos.

A las asociaciones, la Asociación Taurina por citar una de ellas, por su tesón y dedicación en la promoción de la tauromaquia en nuestra Villa, clubes, colaboradores, empresas y  entidades patrocinadoras cuya propaganda esmalta bellamente las páginas de este libro.

Con la presentación del libro de fiestas empieza la cuenta atrás, el día 11 de octubre daremos el pistoletazo de salida a 11 días de color, música, espectáculo, devoción y emoción, 11 días de vivencias compartidas, reencuentros en los variados actos de las próximas fiestas.

Hoy presentamos un programa muy ambicioso, donde  conviven tradición y modernidad. En el interior de este libro encontrarás fotos antiguas de fiestas que combinan a la perfección con un diseño y maquetación de vanguardia.

Alba presenta unas fiestas para todas las edades y para todas las motivaciones e intereses, en definitiva unas fiestas para todos, actividades musicales, culturales, infantiles, religiosas, taurinas, deportivas, actividades muy diversas donde cada albense puede confeccionar sus propias fiestas.

Este libro es el resultado de muchas personas que han hecho posible su realización, gracias a las diferentes concejalías del ayuntamiento y a la alcaldesa. Gracias por este total esfuerzo y por tantos y tantos desvelos para que salga todo a la perfección. Sin vuestra entrega las fiestas no serían tan espectaculares. Es de gradecer la idea de traer los mejores espectáculos y la orquesta de ámbito nacional.

Agradecer a  Jesús Ezequiel Pérez por plasmar su arte en la portada del libro y a Irene Aparicio por el diseño y maquetación y cómo no, a todos y cada uno de los colaboradores y patrocinadores. Por vuestra necesaria aportación, las fiestas 2019 van a ser las mejores porque queremos que así lo sea; con la colaboración e ilusión de todos, no puede ser de otra forma. Vamos a celebrar las fiestas que Alba merece, viviendo cada uno de los actos programados participando en ellos.

Cada página de este libro, cada acto, se nota que se ha organizado y preparado con cariño, con ilusión, para que todos disfrutemos de estas fiestas en las que Alba de Tormes abre sus puertas y demuestra su carácter alegre, abierto y bondadoso.

Pasado, presente y futuro están recogidos en estas páginas y en nuestras fiestas, con estas tradiciones honramos y respetamos una historia que nos hace grandes, con la vista puesta en el futuro, en nuestros jóvenes y niños a los que pasaremos el testigo. Todo ello queda reflejado en cada acto, en  cada evento plasmado en este libro de fiestas.

Por todo esto y mucho más no me queda más que agradecer el excelente trabajo, hecho con tanta ilusión y que hoy queda reflejado en este libro de fiestas, porque Alba de Tormes se merece lo mejor.

Termino con las últimas palabras del libro:

¡Viva Santa Teresa!

¡Viva Alba de Tormes!

 

Muchas gracias a todos y felices fiestas.