Miércoles, 16 de octubre de 2019

La importancia del profesor

Siempre he creído que la educación lo es todo, que es la base de toda sociedad, es esa raíz que dependiendo de cómo sea, hará a las ramas del árbol mejores o peores. Con una buena educación es mucho mejor la sanidad, la economía y la cultura, tan importante una para vivir, como las otras para hacerlo dignamente. Cuánto mejor sea, mucho mayor será la prosperidad de una población, y, por tanto, si queremos que un país avance hay que educar bien a sus habitantes desde el mismo momento en que nacen.

La educación empieza en nuestra casa con aquello que nos enseñan nuestros padres, y continua en los centros escolares, donde aprendemos una serie de conocimientos y habilidades que necesitaremos saber el resto de nuestra vida. Y es ahí donde se encuentra el docente, la persona encargada de formar a todos aquellos que algún día serán los responsables de todos los sectores de nuestro país. Los profesores son quienes forman las mentes que van a desarrollar nuestra sociedad.

Todas las profesiones son necesarias para poder vivir mejor, cualquier profesional es importante para la evolución de una nación. Pero entre todas ellas, el docente es de las más importantes, con un buen sistema educativo y unos buenos maestros, el progreso del país será infinitamente mejor. La educación es donde más dinero se debe invertir si queremos una población más preparada, más respetuosa, más productiva y más justa.

Teniendo en cuenta la gran importancia que tienen los profesores dentro del desarrollo de una sociedad, se merecen ser más valorados, más protegidos y mejor pagados. En sus manos está todo nuestro futuro, nada menos.

El 5 de octubre se celebra el Día Mundial de los Docentes. Este año con el lema “Jóvenes docentes, el futuro de la profesión”. Si estás pensando serlo, no lo dudes ni un momento, vas a contribuir a ese progreso de la mejor manera que podrías hacerlo, porque no solo serás el futuro de la profesión, serás el encargado del futuro de tu país. Un enorme mérito al alcance de tan solo unos pocos.