Lunes, 14 de octubre de 2019

El Ayuntamiento de Santa Marta pone a punto la piscina para el inicio del curso

El ‘año’ ha arrancado con varias novedades como son la propuesta de natación para embarazadas y la ampliación de los cursos de natación
Piscina de Santa Marta

El Ayuntamiento de Santa Marta ha acometido estos días varias reformas en la piscina climatizada con la intención de ponerla a punto para el comienzo de curso.

Como explicó la concejal del área, Marta Labrador, “las obras que se han ejecutado han consistido en el vaciado de arenas viejas y limpieza de filtro, así como la revisión y cambio de crespinas y colectores. Asimismo se ha pintado el pasillo de acceso a la piscina. Unas reformas necesarias para seguir manteniendo la calidad del agua que se ofrece a los bañistas y que han tenido un coste de 2.700 euros”.

Esta obra llega a tiempo para comenzar el curso en la piscina. Un curso que ha arrancado con varias novedades como son la propuesta de natación para embarazadas y la ampliación de los cursos de natación, que acabarán este año a las 21.45 horas por lo que contarán con un turno más. A esto se unen los cursos de natación preescolar, infantil, tercera edad adultos, matronatación, aquagym, natación terapéutica, natación en clases individuales y natación libre.

Aunque las inscripciones aún continúan abiertas, el número de inscritos hasta la fecha ya supera los 600, por lo que se van a batir los récords de años anteriores. Cualquier que desee formalizar su inscripción podrá obtener más información en el pabellón municipal, de lunes a viernes, de 9.30 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.30 horas.

La edil de Fomento recuerda que “las mejoras en la piscina municipal han sido una constante en los últimos tiempos con la intención de ofrecer un servicio de calidad. La primavera pasada se ejecutaron obras para sustituir la canalización y conseguir que la temperatura del agua fuera mayor y se aprovechó también para separar la caldera de la instalación de climatización favoreciendo también ese paso de agua caliente. A ello se unió la gran obra realizada sobre los vestuarios el pasado año en la que se arreglaron los de hombres y mujeres, se rebajó el techo para mantener durante más tiempo el calor, se instaló nuevo suelo deslizante para evitar las caídas, nuevos azulejos y nuevas duchas, nuevas cabinas de separación para los inodoros, nuevas puertas de acceso a los vestuarios, nueva instalación de electricidad, además de la instalación de nueva tabiquería, de la redistribución de la fontanería y de la red de distribución de agua y de tuberías”.