Jueves, 17 de octubre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El gran sprint en la recta de meta no le sirve a Álvaro de Arriba para meterse en la final del Mundial

Quedó tercero en su serie de semifinales, sin que le valiese para meterse por tiempos

Álvaro de Arriba deberá seguir esperando a estrenarse en la final de una gran competición planetaria al aire libre: a primera hora de la noche del domingo, se quedó fuera por un suspiro de la final del Mundial de Atletismo de Doha, que está programada para la noche del próximo martes.

Como en la ronda de eliminatorias disputada el sábado, Álvaro de Arriba fue encuadrado en la última de las 3 semifinales (de las que pasaban los 2 primeros de cada una y los 2 mejores tiempos), con lo cual los atletas participantes en la misma sabían de antemano cuánto era necesario para meterse por tiempos en la gran final. Sin embargo, esta vez ese pase por tiempos se veía carísimo, ya que la primera semifinal había sido muy rápida.

Tras salir por la calle 3 (por la 1 no corrió nadie) Álvaro de Arriba optó por quedarse en la compensatoria en la cola del grupo, donde permaneció durante casi 600 metros. Al poco de salir ya se vio que la semifinal era más lenta que la primera, con lo cual únicamente iban a pasar a la final los dos primeros clasificados.

Cerca de los 600 metros, el atleta de La Fuente de San Esteban adelantó a dos atletas, pero tuvo que abrirse muy hacia el exterior para continuar avanzando en plena última curva. Eso hizo que cayese a la 7ª-8ª plaza (la realización se fue con los de delante). Ya en plena recta hizo un enorme sprint que le llevó a colocarse 3º, sprintando con todas sus fuerzas para intentar coger al que iba 2º, el estadounidense Hoppel, pero el esfuerzo fue insuficiente, quedándose a 14 centésimas de él. La semifinal la ganó el bosnio Tuka.

Hay que apuntar que, pese a quedarse fuera, el 3º puesto de Álvaro de Arriba tiene un enorme mérito, quedando por delante incluso del campeón del mundo en 2017, el francés Bosse, que se ha quedado también fuera de la final (en aquel Mundial de Londres 2017, Álvaro de Arriba también cayó en semifinales, en las que no tuvo opciones de pasar).

Finalizada la carrera, Álvaro de Arriba explicó, en declaraciones a Televisión Española, que se había encontrado “muy bien”, pero había habido “muchas tortas, muchos toques, la última curva la he hecho toda por fuera, y he empezado a pasar gente, pero ese metro y medio que me había llevado el americano, se me ha resistido”, añadiendo que ese esfuerzo previo por la calle exterior “también se paga”.

Álvaro de Arriba añadió que es “una pena quedarme a las puertas cuando estaba muy bien, pero en un Mundial todos están muy bien”, expresando que en todo caso estaba “contento” por la temporada.