Jueves, 17 de octubre de 2019

El Guijuelo no puede acabar con la condición de invicto del Calahorra (0-0)

Los de Ángel Sánchez lo intentaron en todo momento, aunque fueron incapaces de superar a un cuadro riojano que no conoce la derrota

El CD Guijuelo se ha topado hoy contra el Calahorra y ha terminado firmando un empate sin goles en el que solo un mayor olfato de cara a la portería rival habría decantado para los chacineros.

El Guijuelo se está mostrando más maduro en las últimas jornadas, con un planteamiento más cercano a lo visto en temporadas anteriores, especialmente en defensa, con una zaga cada vez más segura frente a rivales peligrosos. Sin embargo, el equipo aún no ha encontrado el elemento que le falta para terminar de despegar, que es el gol. 

El partido se desarrolló de manera poco vistosa en sus primeros minutos, con dos equipos más preocupados en no recibir daño que en causarlo. El Calahorra abrió el capítulo de las jugadas de peligro, con varios acercamientos que la defensa se encargó de eliminar sin excesiva complicación. No fue hasta cerca de la media hora cuando Adrián Cruz tuvo la primera ocasión para los locales. Los locales se animaron un poco más hasta el final de la primera mitad, y comenzaron a forzar más jugadas a balón parado, dominando el partido mucho más que los riojanos.

Tras el descanso, quedaba claro que sería un partido con pocos goles. o ninguno si nadie era capaz de remediar la carencia de ocasiones claras entre los tres palos. Espina probó suerte con un tiro casi al comenzar la segunda parte, pero los balones seguían llegando al área sin rematador o sin oportunidad para encarar portería. El técnico chacinero intentó cambiar el tono del ataque con nuevas caras en el campo, saltando al terrreno de juego Dieste, Lara y más tarde Fekir. Sin embargo, el marcador seguía a cero. 

El que estuvo más cerca de abrir el marcador fue el Calahorra, falta sobre Jorge a los 60 minutos de juego, que él mismo pone en el área y allí Echaide remató alto un balón que se estrelló en el larguero. 

Los locales respondieron con dos oportunidades al final del partido que se acercaron a la línea de gol. La primera fue una falta a cinco minutos del final que Razvan lanzó con muy buena intención y que casi se cuela tras ser desviada por la barrera. Adrián Cruz protagonizó casi la última jugada, con un remate que se marchó fuera por muy poco. 

Un partido que demuestra que el Guijuelo necesita más mordiente arriba, pero que le sirve para conseguir un punto tras la derrota de la pasada semana frente al Haro.

Fotos y vídeo: Kiko Robles

Ver más imágenes: