Jueves, 17 de octubre de 2019
Las Arribes al día

Los Bomberos de Lumbrales participan en un simulacro de rescate en el Parque Natural del Duero Internacional

Equipos de rescate portugueses y españoles se dieron cita en la localidad portuguesa de Bruçó (Mogadouro) para participar en un interesante ejercicio de emergencias en colaboración transfronteriza
Un equipo de bomberos participando en el rescate y traslado de un herido

La localidad portuguesa de Bruçó ha acogido los día 24 y 25 de septiembre el evento ‘Rescate De Montaña - Mogadouro 2019’, actividad que se enmarca en el proyecto de Asistencia Recíproca Emergencias interregionales y riesgos transfronterizos (ARIEM +), cofinanciados por la Unión Europea. Equipos de rescate portugueses y españoles asistieron a este encuentro para participar en ejercicios de simulacro de emergencias que el escenario del Parque Natural del Duero Internacional.

Los ejercicios se desarrollaron en un paraje próximo a la presa de Aldeávila, en la Arribes portuguesas. Divididos por equipos, los bomberos Voluntarios de Lumbrales y de Mogadouro, los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el Grupo de Rescate Espeleológico y de Montaña (GREM) de la Guardia Civil y los equipos multidisciplinarios de GIPS y la GNR de Portugal participaron en cuatro simulacros de rescate y emergencias a personas heridas o perdidas en el dificil terreno de las Arribes del Duero.

Uno de los ejercicios consistió en el rescate y traslado de un hombre con supuestas fracturas en el tobillo y en brazo, rescate que se realizó a pie, con el traslado del herido en camilla con el mecanismo de polipasto, desde el lugar del suceso hasta lo alto del paredón, unos 100 metros más arriba. La segunda “victima” rescatada, que se encontraba en estado de inconsciencia por una supuesta caída, fue evacuada en barca por el río Duero.

Otro de los equipos se ocupó de la búsqueda de un senderista extraviado, con la ayuda de los drones de la GIPS y la GNR portuguesas. Mientras tanto, el grupo de rescate de montada de la Guardía Civil recogía a dos personas detenidas en los grandes paredones del entorno de la presa de Aldeadávila.

El objetivo de estos ejercicios, pensados para dar una respuesta operativa compleja y exigente, era proporcionar una oportunidad de capacitación a los equipos de rescate, promoviendo así la adquisición de la experiencia necesaria de coordinación y cooperación, cuando se active el mecanismo de cooperación transfronteriza. La multiplicidad de fuerzas involucradas, incluidos los dos países (Portugal y España), asegura simultáneamente la promoción de la interoperabilidad y el interconocimiento entre ellos, fundamental para el desarrollo de la competencia en situaciones reales.

Este encuentro en Mogadouro supone una interesante iniciativa sin precedentes en la zona transfronteriza, pues se trata del primer ejercicio de este tipo, que involucra fuerzas internacionales, que se organiza y realiza en Portugal por una entidad gubernamental.