Miércoles, 16 de octubre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

ANPE cierra filas en torno a la profesora del colegio El Puente

“Cuando una profesora llega a una decisión de este tipo, es porque lo está pasando mal”

Nicolás Ávila, Presidente de ANPE Salamanca

La falta de disciplina y la violencia escolar muestran fenómenos crecientes en las aulas, situación que arrastra a algunos docentes a la ansiedad, depresión y a otros a abandonar la profesión, cosa que hicieron 16 profesores el curso 2016-17, a punto de ver la luz los datos del curso 2018-19 que por la trayectoria ascendiente de los últimos años, todo indica a que seguirá en alza

 

Según su último informe de ANPE, las agresiones y amenazas de alumnos a profesores, que en el período 2016-2017 pasaron de un 3% a un 12 %, volvieron a crecer el pasado curso, donde 2.179 profesores se pudieron en contacto durante el curso 2017-2018 con El Defensor del Profesor, un servicio de atención inmediata y gratuita del sindicato ANPE para docentes víctimas de situaciones de conflictividad y violencia en las aulas.

Un nuevo caso saltó a la luz el pasado domingo en el colegio público EL Puente de Ciudad Rodrigo, donde una profesora angustiada por la situación vivida con algunos alumnos y padres, decidió hacer pública su situación en una red social, provocando así movimientos políticos, administrativos y sociales.

 

Nicolás Ávila, es el presidente de ANPE (Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza)  en Salamanca, comenta para ciudad Rodrigo al día, que “desde el primer momento han estado en contacto con esta profesora”, “independientemente de que si es más o menos correcta la actuación de la profesora por la forma de hacer pública su situación, se puede imaginar el estado en el que la profesora está, realmente se encuentra nerviosa, se siente mal, y entonces pues acude a una red social”.

Desgraciadamente, el número de casos de acoso a un profesor, no se corresponde con los casos reales, ya que no todos salen a la luz por miedo a represalias o por vergüenza, en este caso la profesora ha sido valiente y lo ha denunciado, ANPE es consciente de ello y desde luego vamos a estar siempre apoyando a la profesora, indica Ávila.

Entendemos que para una buena convivencia y situación educativa en los centros tiene que haber un buen clima, respeto y educación de modo recíproco, llegado el caso de que haya un problema con un niño, la profesora debe verse respaldada por las familias, pues está haciendo una labor de educación y enseñanza.

El caso acaecido la semana pasada, nunca tendría que haber ocurrido, ni en este centro ni en ningún otro. Desde ANPE la profesora tiene todo nuestro apoyo porque entendemos que su actuación diaria en ese centro educativo tiene que ser como en otro cualquiera, una profesora, que nunca ha tenido ningún tipo de problema, tampoco debe de seguir teniéndolo, reitera el presidente.

Hay que tener en cuenta que el profesor gracias al impulso de ANPE, hoy en día es Autoridad Pública en el desarrollo del acto educativo, con la consiguiente caída del peso de ley ante desacato.

Desde la asociación de profesionales de la enseñanza, se está en contacto con la dirección del centro educativo mirobrigense para atender cualquier propuesta viable y dentro de los cauces legales.

“Entendemos que es un caso puntual y esperamos no se repita más veces, hay que estudiar la posibilidad de ayudar a este tipo de centros, apoyándolos con profesorado especializado en alumnado con necesidades educativas específicas”

Según palabras de Nicolás Ávila, todavía existe mucho trabajo por hacer, un trabajo en el cual se está avanzando, con dificultades, como todo en la vida, pero solamente es cuestión de educación.