Miércoles, 16 de octubre de 2019

Científicas de la USAL avanzan en la investigación de uno de los tumores cerebrales más agresivos

Rocío Talaverón, del grupo de Arantxa Tabernero, estudiará los tumores cerebrales y su tratamiento gracias a una ayuda de la AEEC

Científicas de la USAL

Científicas de la Universidad avanzan en la investigación del glioblastoma multiforme, uno de los tumores cerebrales primarios más agresivos.

Los gliomas son los principales tumores cerebrales primarios. El tipo más frecuente de glioma es el glioblastoma multiforme, la forma más agresiva y, a pesar de los avances en cirugía, radioterapia y quimioterapia, la esperanza de vida media de los pacientes que lo sufren está en torno a los 18 meses. Al contrario de lo sucedido con otros tipos de tumores como el de mama, próstata o melanoma, este dato apenas se ha modificado en los últimos años.

Rocío Talaverón Aguilocho, joven científica del Grupo de Neurobioquímica dirigido por la catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Salamanca Arantxa Tabernero y radicado en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL), avanzará en el estudio del glioma, el desarrollo de la enfermedad y su tratamiento gracias al contrato postdoctoral que le ha sido concedido por la AEEC en el marco de las Ayudas Fundación Científica AECC a Personal Investigador en Cáncer en su convocatoria de 2019.

La ayuda concedida, con una duración inicial de 2 años con posibilidad de prórroga por otros 2 años más y con una cuantía de 160.000 € (40.000 €/año), le permitirá continuar con el proyecto de investigación auspiciado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades del que forma parte y que impulsa el estudio sobre la “participación de las células microgliales en el efecto antitumoral de un péptido patentado por el grupo de la catedrática Tabernero en los laboratorios del INCYL”, subraya Talaverón a Comunicación USAL.

En este sentido, el contrato prevé una estancia en el laboratorio del grupo experto en neuroinmunología dirigido por el reconocido científico Diego Gómez-Nicola en la Universidad de Southampton (Inglaterra) con el que la investigadora y sus colegas de la USAL trabajarán estrechamente para demostrar la eficacia del péptido de Salamanca como tratamiento eficaz contra los tumores cerebrales.

Modelo experimental de glioma humano en ratón

Junto con Talaverón, Sandra Herrero González, Ester Gangoso, Ana González Sánchez y Myriam Jaraíz Rodríguez, científicas formadas en el Grupo de Neurobioquímica dirigido por Arantxa Tabernero, han dedicado su trabajo y esfuerzo a revelar cómo una proteína, la conexina 43 (Cx43), puede ejercer efectos antitumorales a través de la inhibición de la actividad del oncogen Src.

Basándose en este mecanismo, diseñaron un péptido que penetra en la célula y realiza el mismo efecto anti-tumoral. En palabras de las jóvenes, “hemos desarrollado un modelo de glioma humano en ratón y, hasta el momento, los resultados han demostrado en este modelo experimental un efecto antitumoral del péptido penetrante diseñado por nuestro grupo”, comentan. 

Células microgliales y sistema inmune propio del cerebro

Al igual que con otros tumores, cada vez hay más evidencias que sugieren que el microambiente en torno al foco tumoral contribuye de manera determinante en la formación de gliomas, su progresión y su respuesta al tratamiento. El cerebro dispone de un sistema inmune propio que interviene en la progresión de estos tumores. La microglía y los macrófagos son las principales células inmunitarias implicadas en este proceso. Su principal función es mantener la homeostasis cerebral. En los gliomas malignos, hasta un 30% de la masa tumoral puede estar constituida por asociaciones de macrófagos y microglía. 

Aunque muchos estudios sugieren que la microglía promueve la progresión de los gliomas, aún “queda mucho por saber sobre los distintos papeles que desempeñan la microglía y los macrófagos antiinflamatorios en los gliomas malignos”. De hecho, estas células pueden ser reprogramadas para suprimir el crecimiento células del glioma. Datos preliminares “nos hacen pensar que nuestro péptido influye en las células de microglía de manera que éstas contribuyen al efecto antitumoral del péptido”, destaca Rocío Talaverón. 

Al respecto, los experimentos que la investigadora realizará durante su contrato postdoctoral de la AECC le permitirán “profundizar en el conocimiento del papel de las células microgliales en el desarrollo de los gliomas” y con los resultados que espera obtener contribuir a “comprender mejor la enfermedad y proporcionar información básica que ayude al desarrollo de un tratamiento de la misma”. Sin olvidar que trabajan con uno de los tumores cerebrales primarios más frecuentes y que “actualmente carece de una terapia eficaz”, recuerda.

Dado el prestigio de la AECC, la científica de la USAL manifiesta sentirse “profundamente agradecida y comprometida por esta oportunidad de progresar en mi investigación en la Universidad de Salamanca”. Un trabajo que desarrollará en colaboración con Arantxa Tabernero y todo su equipo, el grupo de Neurobioquímica del INCYL, sus compañeras de laboratorio, Sara Gutiérrez, Laura García, Andrea Álvarez, Ana Velasco y las técnicos, Raquel Flores y Tomasa Rey Prieto, teniendo además a su disposición todo el equipamiento y colaboración del resto de compañeros del INCYL. Una “gran oportunidad y responsabilidad que llevaremos a cabo con el máximo rigor”, concluye. 

Ayudas postdoctorales de la Fundación Científica AEEC a Personal Investigador en Cáncer 2019

Rocío Talaverón desarrollará su investigación en el marco de los Programas de Ayuda de la Fundación Científica AECC, que tienen el objetivo de financiar la investigación del cáncer en España. Una investigación de calidad en beneficio de la población general y de los pacientes que cubra desde el conocimiento básico de esta enfermedad hasta su aplicación clínica. Este año, la AECC ha entregado casi 21 millones de euros para financiar 171 proyectos que se suman a los 56 M€ con los que hoy se están financiando 380 proyectos de investigación en desarrollo.

Tras un largo y riguroso proceso de selección la científica de la Universidad de Salamanca resultó elegida como una de las beneficiarias de la convocatoria de 2019 de las “Ayudas postdoctorales de la AECC a Personal Investigador en Cáncer”, cuya finalidad es financiar a investigadores recién doctorados para el desarrollo de un proyecto de investigación en cáncer en un centro español, con posibilidad de realizar una estancia formativa en un centro de referencia nacional o internacional, para promover el talento de los jóvenes investigadores en esta primera etapa formativa postdoctoral.

Una financiación -como recogen los objetivos de estos Programas de Ayudas- que facilite ideas nuevas, impulsándolas hasta los resultados finales de los proyectos y, sobre todo, una investigación que responda a los grandes retos actuales como la búsqueda de estrategias eficaces de prevención y detección precoz, la mejora de los procesos diagnósticos y el desarrollo de tratamientos que consigan salvar vidas. Y siempre apoyando a los investigadores, desde los estudiantes hasta los grandes líderes en investigación, apostando por el talento y favoreciendo su estabilidad.

Entrega de ayudas en el Día Mundial de la Investigación del Cáncer por S.M la Reina

Con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer, que cada año tiene lugar el 24 de septiembre, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) hizo entrega de la ayudas de investigación durante un acto celebrado en Madrid bajo la presidencia de Su Majestad la Reina, como Presidenta de Honor con carácter permanente de la AECC y la Fundación Científica AECC, e Ignacio Muñoz Pidal, presidente de la AECC y de la Fundación Científica AECC, quien instó al Gobierno de España a elaborar un Plan Nacional de Investigación en Cáncer para alcanzar el 70% de supervivencia media a cinco años en el año 2030.