Lunes, 14 de octubre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Una docente del Colegio Arrabal del Puente denuncia que ha sido amenazada de muerte

En el relato, que se ha viralizado, la docente explica que no acudió al centro al día siguiente por recomendación de la Guardia Civil

El Colegio Arrabal del Puente de Ciudad Rodrigo, que afrontaba el inicio del curso escolar con muchas ganas al haber conseguido acabar con el problema endémico del absentismo, fue escenario la pasada semana de un desagradable incidente que desembocó en que una de las docentes no acudiera al centro al día siguiente por recomendación de la Guardia Civil, según manifiesta en el relato de los hechos difundido en las redes sociales, que se ha viralizado durante el fin de semana.

Según este testimonio, el incidente ocurrió cuando la madre de uno de los alumnos acudió a ver (desde fuera) a su hijo, mientras se encontraban en el patio. Al ver que no le estaban dejando jugar (por un incidente previo), la madre le incitó a desobedecer a su maestra y a subirse a la verja, lo que el niño hizo. La docente fue a bajarle de la verja para que no se cayese, momento en que la madre comenzó a gritar que la profesora había pegado al niño.

A partir de ahí, “en un minuto el cole rodeado de gitanos amenazándome, intentando saltar al patio... y yo pues muerta de miedo rodeada de mis niños llorando y esperando que llegue la policía”. Dentro de ese acoso, incluso la amenazaron con “rajarme de arriba a abajo y quemarme viva” (todo ello después que en apenas dos semanas de curso ya hubiera tenido que soportar “cuatro bofetadas, varios tirones de pelo, un cabezazo en la cadera, además de que escupan en clase, hagan pis en el patio...”).

Tras el incidente con la madre, la Guardia Civil le recomendó no acudir al centro al día siguiente. Asimismo le han recomendado no denunciar la situación ante las autoridades por posibles represalias. Desde su punto de vista, centros como el del Arrabal del Puente, donde asisten únicamente niños de etnia gitana, no deberían existir, ya que entiende que la verdadera integración llegaría si los niños de ese centro asistiesen a colegios con diversidad de alumnado.