Sábado, 7 de diciembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Regresa a casa sano y salvo el matrimonio mirobrigense que la gota fría retuvo en un hotel murciano

Aprovecharon un tramo horario en el que bajó el agua para abandonar el hotel, encontrando su coche milagrosamente intacto

En la noche del sábado logró regresar a casa el matrimonio de mirobrigenses que el pasado jueves se vio sorprendido por la gota fría (también denominada DANA) mientras se encontraban alojados en un hotel de Los Alcázares (Murcia), quedando atrapados en el mismo sin poder salir ante el agua que cubría todas las calles aledañas, por donde además bajaba con mucha fuerza.

Aunque había calles levantadas (se puede ver en las imágenes) e incluso todavía inundadas, el matrimonio aprovechó un tramo horario en el que bajó el agua junto al hotel para abandonarlo, ante las previsiones que anunciaban que en las siguientes horas iba a haber nuevas lluvias torrenciales, como se acabaron por producir, rompiéndose de nuevo las ramblas que han provocado las inundaciones.

Hay que apuntar que, mientras el agua bloqueaba las calles, la Unidad Militar de Emergencias fue a llevarles víveres a los huéspedes del hotel, ofreciéndoles además la posibilidad de evacuarlos. Sin embargo, esta pareja de mirobrigenses, al igual que otras personas hospedadas, optaron por quedarse pese a estar sin suministro eléctrico, porque les iban a llevar a un polideportivo a dormir, con lo cual prefirieron quedarse más cómodos donde estaban, ya que era un lugar totalmente seguro.

Una vez fuera del hotel, el matrimonio fue en busca de su vehículo, del cual no sabían nada tras haberlo dejado aparcado en un parking público. En este caso tuvieron mucha suerte, ya que estaba prácticamente intacto, siendo uno de los pocos allí estacionados que no estaba hasta arriba de lodo (el suyo solo tenía algo en los bajos).

En la imagen inferior se puede ver, por cierto, cómo quedó el parking de su hotel, totalmente anegado de agua. El matrimonio ha regresado a casa impactado por lo sucedido, ya que el agua ha dejado prácticamente todo destrozado en Los Alcázares, además de producirse saqueos en establecimientos al no encontrarse en ellos sus responsables.