Lunes, 16 de septiembre de 2019

Donar tu cuerpo a la ciencia: los requisitos que debes conocer

La legislación española recoge la posibilidad de donar el cuerpo con fines de docencia e investigación
Donar tu cuerpo a la ciencia, una acto voluntario y altruista

Donar el cuerpo a la ciencia es un acto solidario y altruista que contribuye a la docencia, la investigación y formación continua de los profesionales de la medicina (médicos, enfermeras, cirujanos, fisioterapeutas...) en el ámbito de la anatomía humana. De hecho, la legislación recoge la posibilidad de donar el cuerpo con fines de docencia e investigación.

Dejar constancia de la voluntad de donar el cuerpo a la ciencia es un trámite bastante sencillo. Es requisito imprescindible ser mayor de edad. Lo primero, contactar con la facultad de Medicina más próxima a su domicilio habitual para informarse de los pasos a seguir y el documento o acta de donación en la que se declara la autorización para la donación de su cuerpo uan vez fallecido para el estudio e investigación anatómica. Facultad con la que tendrán que contactar los familiares en caso de fallecimiento de la persona que ha donado su cuerpo. Conviene informar a los familiares más cercanos de la donación del cuerpo. 

También se puede dejar constancia de la donación de cuerpo en la Declaración de Voluntades Anticipadas o testamento vital

En el caso de Salamanca, la Facultad de Medicina de la USAL recibe la donaciones de cuerpos que se producen en el distrito universitario (Salamanca, Ávila y Zamora). ¿Quién puede donar su cuerpo a la ciencia? Hay una serie de circunstancia que impiden que la Facultad de Medicina de Salamanca pueda admitir un cuerpo:

  • Fallecimiento por causa que den lugar a intervención judicial (accidente, etc.).
  • Enfermedad infecto-contagiosa grave en el momento de la muerte (hepatitis, sida, tifus, fiebre amarilla, cólera).
  • Si se ha practicado la autopsia.
  • Si se han extraído órganos para trasplante o donaciones (salvo la donación de los ojos).
  • Cuando presente en el momento del deceso signos de cirugía mayor, tales como tubos de drenaje, bolsas de colostomía, etc., que constituyan un impedimento para el correcto embalsamamiento del cuerpo del donante.