Lunes, 16 de septiembre de 2019

Comienzan las obras del campo de Reina Sofía para ampliar el aforo a 5.000 espectadores

El proyecto también incluye nuevos vestuarios, un edificio de servicios, nueva iluminación y un campo anexo con una pequeña grada que se destinará principalmente a entrenamientos

Carlos García Carbayo, alcalde de Salamanca, visita el campo Reina Sofía

Este miércoles han comenzado las obras de mejora que llevará a cabo el Consistorio en el campo de fútbol ‘Reina Sofía’. Tendrá más aforo, contará con nuevos vestuarios, un edificio de servicios, nueva iluminación y un campo anexo con una pequeña grada que se destinará principalmente a entrenamientos. Su uso será compartido entre el Real Salamanca Monterrey y Unionistas de Salamanca CF, tras el acuerdo que alcanzaron ambos clubes hace unos meses.

Destaca de este proyecto, que cuenta con una inversión municipal de 1.496.579 euros y un plazo de ejecución de seis meses, la construcción de tres nuevas gradas, -dos en los fondos y otra en un lateral-, que se sumarán a la actual grada cubierta hasta alcanzar una capacidad total para 4.589 espectadores.

El nuevo campo de fútbol, de hierba artificial, cuyas dimensiones serán de 105 x 68 metros, estará iluminado por cuatro nuevas torres de focos LED que darán una intensidad suficiente y reglamentaria como para poder alumbrar un partido de Primera División. Asimismo, se construirá un nuevo edificio con seis vestuarios principales para los equipos y uno para los árbitros, así como dos recintos destinados a instalaciones y mantenimiento. Además, se construirá otro edificio contiguo con aseos y una sala para kiosco y bar al objeto de dar servicio al público que pueda acudir a estas instalaciones.

Por otro lado, se creará un nuevo campo de fútbol anexo, también de césped artificial y de dimensiones 65 x 45 metros (fútbol 7), que se destinará principalmente a entrenamientos. El futuro campo también estará iluminado para poder utilizarse en horario nocturno y contará con una pequeña grada con capacidad para 225 personas. Finalmente, se adecuará el entorno del campo existente. El recinto, en su perímetro, estará cerrado por un vallado. Se mejorarán los accesos, tanto para los peatones y personas con movilidad reducida y con la finalidad de permitir la entrada y la salida de vehículos de emergencia.